Moncloa no lo condenó hasta el día después

Críticas de la comunidad judía a Sánchez por no condenar personalmente la matanza de la sinagoga

Pedro Sánchez
Pedro Sánchez, el presidente del Gobierno el pasado sábado en Milán

El presidente publicó un mensaje en Twitter desde Italia en clave nacional

Otros líderes mundiales sí condenaron la masacre de Estados Unidos

Sectores de la comunidad judía en España han criticado la falta de un mensaje de condena del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, por el atentado en una sinagoga de Pittsburgh. El ataque de un neonazi terminó con 11 personas asesinadas, pero a diferencia de otros líderes mundiales, Sánchez no publicó ningún tipo de mensaje condenatorio. Sus únicas palabras en la tarde del sábado fueron en clave de política nacional y sin incluir ningún tipo de condena. Hubo que esperar al día siguiente para que Moncloa condenara el ataque.

El pasado sábado, nada más confirmarse el atentado, se sucedían las muestras de condena por parte de otros presidentes europeos como Emmanuel Macron (“Condeno de forma contundente este horrendo acto de antisemitismo. Mi recuerdo a las víctimas y mis condolencias a sus seres queridos”), o Angela Merkel (Lloro a los muertos en Pittsburgh que aparentemente fueron las víctimas del odio antisemita ciego, traslado mis condolencias a los familiares “en un tuit colgado por su portavoz).

La premier británica,  Theresa May (“Estoy consternada por el tiroteo en una sinagoga en los Estados Unidos. Nuestros pensamientos están con la comunidad judía en Pittsburgh y todos los afectados por este acto enfermizo y cobarde”), o desde Estados Unidos, el propio Donald Trump  (“Un horrible tiroteo con judíos americanos asesinados como objetivo”) también condenaba la masacre.

Pero en España, Pedro Sánchez y su equipo obviaban el ataque antisemita. Las muestras de condena del presidente español  y del Gobierno, tanto desde su cuenta personal como desde la de Moncloa, brillaron por su ausencia. Sánchez, de visita en Italia, sí que colgaba esa tarde un texto en tono casi electoral: “El Gobierno avanza, la responsabilidad cotiza al alza y el extremismo a la baja”.

Curiosamente, en la foto se puede ver al Presidente de Gobierno con la jefa de la diplomacia de la UE, Federica Mogherini, a quien sí le dio tiempo a condenar el ataque y mostrar su preocupación ya que, según ella, el ataque “muestra la magnitud de una ola de antisemitismo y racismo que se está extendiendo en muchos países”.

Críticas de la comunidad judía a Sánchez por no condenar personalmente la matanza de la sinagoga

 

&

No sería hasta 24 horas después del tiroteo cuando Moncloa aseguraba en su web condenar en ocho líneas “el vil ataque perpetrado contra una sinagoga en Pittsburgh”. El Gobierno de España, advertía, “condena el antisemitismo en todas sus formas. Frente al odio y la violencia sin sentido, España se mantiene firme en su defensa de la convivencia, el respeto a la pluralidad y el diálogo interreligioso”.

El silencio del presidente Pedro Sánchez sobre este atentado contrasta con los mensajes de condena que sí transmitía en sus redes sociales desde la oposición. Antes de llegar a Moncloa, condenó ataques como los llevados a cabo en Francia, Túnez o Kuwait en 2015, en Turquía en 2016 , en LondresBarcelona y Cambrils en 2017 y este año en mayo en París, entre otros.

Últimas noticias