Independentismo en Cataluña

La Crida considera el Congreso ‘supranacional’ pero se presentará a las generales

torra-crida

El nuevo partido de Carles Puigdemont y Quim Torra recoge en su ponencia política que se votará el sábado, en el congreso fundacional de ‘La Crida’, la vía unilateral para hacer la República

Carles Puigdemont, Quim Torra y Jordi Sánchez ultiman todos los detalles para que el próximo sábado empiece a andar ‘La Crida Nacional per la República’ (CXNR), el nuevo partido independentista fundado por los tres dirigentes de Junts per Catalunya que pretende aglutinar a los más radicales. Prueba de esa voluntad se encuentra en la ponencia política que aprobaran los 4.000 inscritos al congreso constituyente, que asegura “que no renunciamos a ninguna vía pacífica y no-violenta para hacer efectiva la Independencia y instaurar la República Catalana al ampara de la causa justa de la Independencia”.

‘La Crida’ se muestra partidaria de continuar negociando con el Gobierno la celebración de un referéndum en Cataluña, aunque advierte que “si esta via no se materializa en un período prudencial o en el transcurso del tiempo se da una oportunidad para ejercer la soberania plena gracias al apoyo de la voluntad mayoritaria de la ciudadanía, entonces la ejerceremos”.

El nuevo partido separatista considera las instituciones del Estado organismos “supranacionales” y argumenta que “sólo una cesión voluntaria y explícita puede justificar la tutela de organismos supranacionales a las instituciones de gobierno del pueblo de Cataluña”. Pero, a pesar de considerar las Cortes Generales instituciones foráneas, la ponencia política de ‘La Crida’ recoge que van a presentarse a las elecciones al Congreso, el Senado o el Parlamento Europeo argumentando que “renunciar a estar presentes en cualquiera de estos espacios es aceptar que alguna otra formación política ocupe esta presencia, es decir, que se perderán plataformas de acción política y de representación ciudadana a favor de la República”.

El texto que tendrán que aprobar los inscritos al congreso constituyente afirma que “la excepcionalidad del momento requiere abordar las convocatorias electorales desde la máxima racionalidad para obtener la movilización de los resultados y conseguir la mayoría necesaria para gobernar en el máximo número de instituciones”.

Banalizar la desobediencia

“La banalización de la desobediencia va en contra de su propia eficacia” apunta la ponencia fundacional de ‘La Crida’ en una llamada explícita a desobedecer todo aquello que no reciba en beneplácito del separatismo. En el texto aseguran que “la desobediencia en ningún caso puede ser interpretada como un objetivo”.

Últimas noticias