DESAPARECIDA EN TRASPINEDO

Las contradicciones de dos testigos condujeron al detenido por la desaparición de la joven de Valladolid

Los investigadores mantienen sus sospechas sobre el único detenido y tratan de situarlo entre las 00:30 y las 02:30 de la noche del 12 de enero

Ramón G.F. tiene mucha relación con los hombres que estuvieron con Esther minutos antes de que se le perdiera la pista

Esther López Desaparecida Valladolid
La Guardia Civil trata de acorralar al sospechoso de la desaparición de Esther López.

Los agentes del la Comandancia de Valladolid apoyados de manera puntual por los de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil, tienen un timeline en su despacho de trabajo con el que tratan de encontrar contrarreloj algún dato que les ayude a encontrar a Esther López, desaparecida en Traspinedo ha ya casi dos semanas. Esa línea temporal arranca a las 19.45 pero para los guardias encargados del caso lo importante empieza pasada la medianoche del 12 de enero. Las contradicciones de dos testigos, su relación con el hombre detenido el sábado pasado y la cercanía de su casa del último lugar donde se sitúa a Esther han sido algunas claves de su detención.

Ramón G. F., 48 años, con antecedentes y presuntamente relacionado con la venta de estupefacientes. Este es el hombre que acumula todo el interés de los investigadores que tratan de encontrar a Esther. Lo curiosos del asunto es que, pese a todo lo que se ha dicho, no existe una relación directa entre Esther y Ramón, no más directa que la relación que muchos otros en el pueblo pudieran tener con este hombre. Sin embargo, Ramón sí era amigo, y muy íntimo, según ha sabido OKDIARIO, de uno de los dos chicos que iban con Esther en un coche instantes antes de que la joven de 35 años se esfumara. Las contradicciones de esos dos chicos condujeron sin remisión a los guardias a detener a Ramón.

Los dos primeros amigos con los que Esther estuvo aquella tarde fueron Luis y Tomás. Sus versiones y coartadas son impecables y están descartados para los investigadores como “personas de interés”. Luis recogió en su coche a Esther a las 19:45 en casa de sus padres y juntos ven en el pub James Dean la final de la Supercopa de España entre el Real Madrid y el Barcelona. Allí se vieron con Tomás, amigo de ambos, y los tres se marcharán del pub a las 23.30. En casa de Luis permanecerán los tres una hora más, hasta que éste les dijo que se iba a la cama porque al día siguiente madrugaba.

Tomás se fue a su casa y Esther caminó hasta El Castillo, bar del pueblo donde se suelen juntar los madridistas para celebrar las victorias de su equipo. Aquella noche no fue una excepción. A las 00:30 la joven llega al bar y coincide con las dos últimas personas que la vieron antes de desaparecer según ellos mismos reconocen: se trata de dos vecinos del pueblo, amigos entre sí, pero de perfiles non exactamente iguales y tal y como aseguran cercanos a Esther lo que no eran seguro es parte habitual del círculo cercano de la chica desaparecida. ¿Por qué es aquí dónde más interés puso la guardia Civil? Porque estos chicos no contaron toda la verdad en sus primeras declaraciones sobre lo que hicieron estando con la joven desaparecida en Valladolid.

Perfiles llamativos

Empecemos por definir quiénes son: uno de ellos tiene 42 años, parece que ha tenido problemas con la Justicia, vive a unos 500 metros de donde desapareció Esther y vive solo. Lo más curioso es que éste tiene una relación de íntima amistad con Ramón, el detenido, de cuya casa le separa menos de un kilómetro. El otro hombre que estuvo con la joven también vive solo, también conoce a Ramón y también reside cerca de él.

Pues bien, ambos contaron que iban los tres en el coche y que hicieron una primera parada para dejar a uno de los hombres. Después el otro y Esther se marcharon juntos a la casa de éste. Los investigadores han confirmado que esa versión no es cierta y que fueron a otro lugar distinto, los tres, y ahí entra en juego la casa del tal Ramón como posible destino de Esther y sus dos acompañantes.

Los investigadores ya han avisado de que el registro de la casa de Ramón puede ir para largo y que fuera cual fuera el destino de Esther creen que esa casa es el punto de partida. Hay motivos concretos que no se pueden revelar aún por los que se ha practicado esta detención en este preciso momento, pero los investigadores creen que las dos últimas horas de Esther en paradero conocido, los dos hombres que la acompañaron y la casa del detenido esconden el misterio de dónde puede encontrarse ahora la joven desaparecida en Valladolid.

Lo último en España

Últimas noticias