Crisis del coronavirus

El consejero de Sanidad de Extremadura compara la vacuna con un fármaco que causó ¡52 muertes!

La Junta de Extremadura sigue empeñada en buscar las excusas más estrafalarias por el retraso injustificado en la vacunación.

Esta semana, el presidente socialista Guillermo Fernández Vara aseguró que se retrasó la campaña hasta ver la eficacia de las vacunas porque la comprobación de su eficacia se había realizado en un tiempo «extraordinariamente corto», en relación a otros procesos.

«Era bueno que en los primeros días esperáramos a ver los efectos de la vacuna, en forma de reacciones adversas o efectos colaterales», esgrimió Vara, tratando así de justificar el retraso de la comunidad autónoma que preside en el cumplimiento del plan de vacunación que empezó a finales de diciembre. La región sólo había administrado el 29% de las 21.735 dosis que había recibido, lo que había permitido vacunar únicamente a alrededor de 6.300 personas.

Pese a la polémica por esas declaraciones, el vicepresidente segundo y consejero de Sanidad, José María Vergeles, insiste en esa misma línea. En una comparecencia en el Parlamento regional para hablar precisamente del proceso de vacunación Vergeles ha afirmado que se ha retrasado la inmunización en las residencias por esa supuesta precaución. Pero lo peor ha llegado a continuación: para apoyar esa decisión ha puesto como ejemplo lo que ocurrió con la cerivastatina, un medicamento contra el colesterol que fue aprobado en los 90 y que se retiró por los terribles efectos secundarios, que provocaron hasta 52 muertes. 

«Principio de precaución»

«Es necesario utilizar el principio de precaución en la Administración», ha señalado Vergeles. «No tengo los datos que haya algún estudio observacional post-autorización», ha añadido, antes de avisar: «Voy a poner un ejemplo y lo buscan si quieren en google. Busquen cerivastatina y cuando vean lo que ocurrió entenderán el principio de precaución».

El Gobierno de la Junta de Extremadura sigue así sembrando dudas sobre la eficacia y seguridad vacuna. Ello pese a que, tras la polémica por sus declaraciones, Guillermo Fernández Vara pidió disculpas a través de su perfil de Twitter: «Cuando casi nadie me ha entendido es que lo he hecho muy mal. No tengo ni he tenido nunca duda alguna sobre las vacunas. Me confieso de haber pecado de prudencia. Acudo humildemente a pedir disculpas al juez supremo de las RRSS (redes sociales)».

Críticas

El presidente socialista extremeño recibió críticas tanto de la oposición política como de distintos sectores sociales y sanitarios de toda España.

«Ante sus graves afirmaciones, Fernandez Vara debe contestar estas preguntas: ¿Es responsable, con el cargo que ostenta, sembrar dudas sobre la vacuna? ¿Insinúa haber utilizado a los primeros vacunados, mayores y sanitarios, como conejillos de indias? O reconocer su mentira», denunciaron desde el Partido Popular.

«Esta vacuna se ha aprobado en un tiempo excepcionalmente corto y era necesario mantener la prudencia para ver cómo reaccionaban los primeros vacunados», había asegurado Vara en rueda de prensa. Asimismo, mostraba su «preocupación» y «obsesión» por poder vacunar dentro de 21 días a quienes ya recibieron la primera dosis. Pese a las críticas, insistió: «Ahora que estamos terminando de vacunar en las residencias e iniciando de manera notable la vacunación del personal sanitario, me ratifico en nuestra prudencia de los primeros días».

«Si lo hubiera dicho Ayuso, la estarían matando», consideró por su parte la presidenta del PP de la Comunidad Valenciana, Isabel Bonig.

Desde Podemos, socios del PSOE en el Gobierno de Pedro Sánchez, también atacaron a Fernández Vara: «Dar alas a los planteamientos negacionistas y anticientíficosy poner en duda la vacuna es quizás lo más irresponsable que puede hacer un presidente autonómico en plena epidemia. Si encima es en el territorio con más contagios por habitante, no tiene nombre», señaló el portavoz parlamentario de la formación, Pablo Echenique.

Pandemia disparada

Extremadura atraviesa una situación muy delicada en cuanto a la expansión de la pandemia. Es la comunidad autónoma con mayor riesgo de contagio, a gran distancia del resto de regiones.

La incidencia acumulada por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días es de 1.167,36, según el último balance del Ministerio de Sanidad, más del doble que la media nacional. Además, 67 personas han fallecido en la última semana. La ocupación de camas UCI con pacientes Covid es del 25%.

Lo último en España

Últimas noticias