Podemos

El comunista Santiago va sobrado en el Gobierno: también controla a la oposición como diputado

Enrique Santiago
Enrique Santiago en el Congreso de los Diputados. (Foto: Efe)

El nuevo secretario de Estado para la Agenda 2030, Enrique Santiago, continuó este miércoles controlando a la oposición como diputado de Unidas Podemos pese a formar parte ya del Gobierno desde hace una semana. Un duplicidad inusual que pone en cuestión la separación entre el Poder Ejecutivo y el Poder Legislativo.

El secretario general del Partido Comunista (PCE) intervino en la Comisión de Interior del Congreso con motivo del debate para ratificar el dictamen del Proyecto de Ley Orgánica de protección de datos personales para fines de investigación y enjuiciamiento de infracciones penales, de acuerdo a lo establecido por una directiva europea.

Santiago se refirió a esta transposición europea como «otra de las herencias envenenadas del Partido Popular, que demoró tres años preparar un proyecto de ley». «Que este Gobierno lo haya hecho en un año es como para cuestionarse la intencionalidad de esta formulación», añadió como portavoz de Unidas Podemos en la Comisión.

En lugar de estar centrado en su tarea gubernamental como secretario de Estado para la Agenda 2030, puesto en el que ha sustituido a la ministra Ione Belarra tras la marcha de Pablo Iglesias, Santiago dedicaba este miércoles su tiempo a hacer ‘oposición a la oposición’ como parlamentario de trinchera.

Además, el dirigente comunista viene ostentando la vicepresidencia primera de la ‘Comisión Kitchen’ del Congreso de los Diputados sobre el supuesto espionaje desde el Ministerio del Interior al ex tesorero del PP Luis Bárcenas.

Hace una semana

El Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó el pasado 31 de marzo «el real decreto 225/2021, de 30 de marzo, por el que se nombra Secretario de Estado para la Agenda 2030 a don Enrique Fernando Santiago Romero». Sin embargo, una semana después, este alto cargo del Gobierno atacaba a la oposición no como compareciente sometido al control de la Cámara, sino como diputado de uno de los partidos del Gobierno de coalición.

Su antecesora en el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, al igual que la actual secretaria de Estado de Igualdad y contra la Violencia de Género, Noelia Vera, no han desempeñado tareas parlamentarias, si bien han mantenido el acta de diputadas de Podemos, pues no hay obligación legal de renunciar a la misma al entrar en el Gobierno.

Las fuentes parlamentarias consultadas recuerdan el caso de José Luis Ayllón (PP), que mantuvo el escaño mientras desempeñaba la tarea de secretario de Estado de Relaciones con las Cortes. Pero tampoco intervenía en las comisiones legislativas permanentes. Mientras que Santiago sí lo hizo este miércoles, con el propósito además de hacer ‘oposición a la oposición’.

Por su parte, los ministros del PSOE, salvo el núcleo duro de la dirección socialista (Pedro Sánchez, Carmen Calvo, María Jesús Montero y José Luis Ábalos) renunciaron a sus escaños al inicio de la legislatura. No hicieron lo mismo los cargos de Unidas Podemos en el Gobierno al existir siempre el temor a quedarse fuera de la Cámara baja si se rompiera el Ejecutivo de coalición.

Lo último en España

Últimas noticias