Los coches oficiales de Carmena multados por incumplir sus propias normas anticontaminación

Contaminación
Atasco en la M-30 durante un episodio de alta contaminación. (Foto: GETTY)

Los vehículos oficiales del área de gobierno de Economía y Hacienda del Ayuntamiento de Madrid, liderada actualmente por Jorge García Castaño, y anteriormente por Carlos Sánchez-Mato, han sido multados por incumplir las restricciones por alta contaminación establecidas por el propio ayuntamiento.

Según datos oficiales a los que ha podido tener acceso en exclusiva OKDIARIO, el consistorio fue sancionado por incumplir su medida impuesta como método para reducir la polución en la capital. El trámite de la misma se encuentra aún en instrucción, por lo que el consistorio no ha tenido aún que abonar la cantidad.

Desde febrero de 2016 está en vigor el protocolo de medidas a adoptar durante episodios de alta contaminación, centrado en evitar que los niveles de dióxido de nitrógeno superen límites tóxicos para la salud. Entre las medidas se establecen la reducción de velocidad o prohibición de estacionamiento dentro de la M30. La gran mayoría de estas multas suponen un desembolso de 100 euros.

98 coches oficiales y 68 multas

Las restricciones de circulación no han sido el único motivo por el cual las diferentes áreas de gobierno del Ayuntamiento de Madrid han sido multadas. El consistorio cuenta con 98 coches oficiales que han recibido 68 multas de circulación en los último meses.

El motivo de estas otras infracciones son: “Estacionar en zona exclusiva de personas con movilidad reducida“, “sobrepasar la velocidad máxima en vías limitadas en 60 km/h o más”, “aparcar en doble fila, sobre la acera o en lugares prohibidos” o “no respetar la señalización”.

De esta forma, entre 2017 y lo que llevamos de 2018, los conductores del Ayuntamiento que gestiona Carmena han sido apercibidos casi en 70 ocasiones. Así consta en el sistema de información y gestión de multas de tráfico de competencia municipal.

El Ayuntamiento subraya que “no son vehículos oficiales, sino administrativos y de representación“. Sostienen que son “administrativos” los vehículos destinados al transporte tanto de documentación como de personal al servicio del Ayuntamiento de Madrid y sus organismos autónomos en el ejercicio de sus funciones. Y se consideran “de representación” los destinados para uso exclusivo por parte de un cargo público concreto.

Lo último en España