Crisis del coronavirus

La CNN se hace eco de las mentiras de Sánchez en los datos del coronavirus

La CNN se hace eco de las mentiras de Sánchez en los datos del coronavirus

Los datos que el Gobierno socialcomunista de Pedro Sánchez ofrece sobre la incidencia de la pandemia del coronavirus en España no convencen ni a la prensa extranjera. La CNN ha dedicado un extenso artículo para criticar la opacidad y las mentiras del Ejecutivo español.

El pasado 28 de abril, un periodista de la CNN preguntó a Sánchez por las pruebas de detección de la COVID-19 realizadas en España. El presidente del Gobierno alardeó de que «somos uno de los países con el mayor número de pruebas realizadas» haciendo referencia a la clasificación de la OCDE y a «un estudio de la Universidad Johns Hopkins que nos ubica en el quinto lugar en el mundo en las pruebas totales realizadas».

La CNN recuerda que había un gran problema: los datos de la OCDE eran incorrectos y fueron corregidos y el estudio de la Johns Hopkins que citó el presidente ni siquiera existe. Fake news.

Después de que la CNN dejase en evidencia a Sánchez, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, atribuyó ese informe a una web (worldometers.info) que sitúa a España como el quinto país con más pruebas realizadas pero también como el cuarto con más muertos por millón de habitantes.

Worldometer, ¿fuente fiable?

Su página ha experimentado un crecimiento exponencial de usuarios y sus páginas se han compartido aproximadamente 2,5 millones de veces, en comparación con las 65 que tuvo en los primeros seis meses de 2019, según las estadísticas de BuzzSumo.

Worldometer ahora publica estadísticas sobre el coronavirus, antes hacía estimaciones en vivo de números como la población mundial o la cantidad de automóviles producidos este año.  El sitio web afirma estar «dirigido por un equipo internacional de desarrolladores, investigadores y voluntarios» y «publicado por una pequeña e independiente compañía de medios digitales con sede en los Estados Unidos».

Los registros públicos, tal y como desvela la CNN, muestran poca evidencia de una empresa que emplea un equipo multilingüe de analistas e investigadores. No está claro si la compañía ha pagado al personal que verifica la exactitud de sus datos.

El sitio web fue creado originalmente en 2004 por Andrey Alimetov, entonces un inmigrante de 20 años de Rusia que acababa de obtener su primer trabajo de TI en Nueva York. En 2013 vendió la página a un tal Dario que la compró para atraer tráfico a sus otros sitios web.

Hoy, Worldometer es propiedad de una compañía llamada Dadax LLC . La CNN investiga sobre esta empresa y descubre cientos de irregularidades e incógnitas y que su presidente es un tal Dario Pasqualino, pero la cadena estadounidense no logra ponerse en contacto con él.

Worldometer dice que sus datos del COVID-19 provienen de un equipo multilingüe que «monitorea las transmisiones en vivo de las sesiones informativas de prensa durante todo el día» y a través del crowdsourcing. Los visitantes pueden informar nuevos datos y un «equipo de analistas e investigadores» los valida.

La Wikipedia de los datos

Sí, Salvador Illa citó a esa web confusa, dudosa y nada oficial para justificar los datos de Pedro Sánchez cuando citó aquel estudio inexistente de la Johns Hopkins. «Son los datos que da la Universidad Johns Hopkins, son referidos y beben como fuente fundamental de su información del portal ‘worldometers.info’, que ustedes pueden consultar», dijo Illa.

Nueva mentira del Gobierno de Sánchez. La web que no utiliza a la Johns Hopkins como fuente. Worldometer sí clasificó a España en quinto lugar en volumen de test, pero porque incluía todas las pruebas que se hicieron, no sólo los PCR y tampoco tenía en cuenta las diferencias de población entre países.

Tras tener en cuenta estos factores, incluso Worldometer relegó a España en el lugar 15.

Otros datos de Worldometer

El ranking de este portal evalúa otros indicadores diferentes al conteo de test de los países y nuestro país sale muy mal parado. Evidentemente el Gobierno de Pedro Sánchez sólo usó la parte que le interesó, pero los otros datos catastróficos no.

Para empezar, por ejemplo, el número de casos confirmados. España aparecía en el momento que usó el Gobierno usó esta web en segunda posición, sólo por detrás de EEUU. Lo mismo ocurre con la cifra de fallecidos. Cuartos, por detrás de EE UU, Reino Unido e Italia, y eso teniendo en cuenta el dato ofrecido por el Ministerio de Sanidad y que no recoge la totalidad de las defunciones que comunican la Comunidad de Madrid y Cataluña.

Lo último en España

Últimas noticias