El CGPJ asume que PSOE y Podemos le han maniatado y deja las 6 plazas del Supremo sin cubrir

CGPJ ley justicia
Reunión del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). (Foto: Archivo)

El presidente del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes, ha decidido no incluir en el orden del día las seis plazas del Tribunal Supremo que quedaban por cubrir, en lo que iban a ser los últimos nombramientos del órgano de gobierno de los jueces antes de que se apruebe el cambio de la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ), que impedirá al CGPJ realizar ningún nombramiento discrecional mientras se encuentre en funciones. Así, el CGPJ asume que ya está, de facto, maniatado por la ley de PSOE y Podemos.

El ‘asalto’ a la Justicia de los socialistas y de sus socios de la formación morada entra al pleno del Senado este miércoles, por lo que se prevé que se publique en el BOE el día siguiente, 25 de marzo. Los tiempos no son nada favorables al CGPJ por lo que los nombramientos se debían acelerar porque eran los últimos que iban a poder realizar los vocales del consejo presidido por Carlos Lesmes.

Falta de acuerdo

El problema real de la aprobación de la nueva LOPJ es que ante la falta de acuerdo entre el PP y el PSOE para renovar el CGPJ, un acuerdo que puede tardar meses en llegar, la Justicia española se verá considerablemente mermada. Todas las jubilaciones o plazas que queden vacantes a partir de ahora, y que sean discrecionales, no podrán ser nombradas por el consejo, que se queda prácticamente vacío de competencias gracias al PSOE y a Podemos.

Y mientras unos se quedan sin competencias reales, las plazas en las diferentes salas del Alto Tribunal siguen sin dueño. Así, quedarán por cubrir una plaza en la Sala Quinta, otra en la Primera, otra en la Cuarta y tres en la Tercera, la de Lo Contencioso. Esta sala es la que más mermada está, pues en breve quedará vacante otro asiento por la próxima jubilación de uno de los magistrados.

La falta de jueces, que con la nueva ley no se podrá solventar, deja más que coja una jurisdicción que ya de por sí está saturada, pero que debido al Covid, se ha sobresaturado aún más, pues las demandas entran en un goteo incesante desde hace meses. Incluso la Sala Segunda, la de Lo Penal, en su archivo de las querellas presentadas contra el Gobierno por la gestión de la pandemia, instaba a ir por la vía Contenciosa y no por la Penal. Archivo que está recurrido por varias de las partes.

La única solución al problema sería que el PP y el PSOE alcanzaran un acuerdo de renovación, pero eso parece cada día más improbable. Cuando parecía que iban a llegar a un consenso, el PSOE volvió a incluir los nombres vetados por el PP: los de los magistrados cercanos a Podemos Victoria Rossel y José Ricardo de Prada. Tras ese viraje de los socialistas, los populares dieron por rotas las negociaciones para renovar el CGPJ. Por el momento, no hay fecha para retomarlas y, mientras tanto, cada día hay menos jueces en las plazas más sensibles de la judicatura española.

Lo último en España

Últimas noticias