Trasladan al hospital a los golpistas de la ‘huelga’ de hambre para un control médico

Comentar

Los golpistas presos Jordi Turull, Jordi Sànchez, Quim Forn y Josep Rull serán trasladados la tarde de este jueves a la Unidad Hospitalaria Penitenciaria de Tarrassa (Barcelona) "para volver a ingerir alimentos bajo control médico" tras dejar la huelga de hambre que afirman haber estado haciendo los últimos días.

Según han informado fuentes de los Servicios Penitenciarios, se trata de una medida prevista por el protocolo de huelgas de hambre, “si los facultativos lo consideran necesario”, y se recuperarán en habitaciones individuales.

La duración del ingreso responderá a criterios médicos y las visitas de autoridades “quedarán muy restringidas” en el centro hospitalario, donde los internos tienen derecho a dos comunicaciones de 30 minutos a la semana, según las mismas fuentes.

Turull, Sànchez, Forn y Rull se han dirigido este jueves a las 12.00 horas a la dirección del Centro Penitenciario de Lledoners (Barcelona), donde se encuentran en prisión provisional, para comunicar el fin de su huelga de hambre.

Turull estuvo en la enfermería

Turull fue el único de los cuatro dirigentes que iniciaron la huelga de hambre que tuvo que ser trasladado a la enfermería de Lledoners, mientras que el resto seguían en su módulo.

Los golpistas han decidido este jueves por la mañana dejar su huelga de hambre, ha anunciado en rueda de prensa su portavoz, Pilar Calvo, porque consideran que ya han conseguido sus objetivos.

El anuncio llega al día siguiente de que lo pidiera el presidente de la Generalitat, Quim Torra, alegando que “ya han conseguido el objetivo de remover todas las conciencias que se tenían que remover”.

También el miércoles por la noche, lo pidieron en un escrito todos los ex presidentes de la Generalitat y del Parlament y el síndic de Greuges, Rafael Ribó: “La huelga de hambre ha dado visibilidad a su situación procesal y ha removido conciencias a escala nacional e internacional”.

Temas

Últimas noticias