Torra ordena a Buch que purgue a los mandos de los mossos que cargaron contra los CDR

Comentar

El presidente de la Generalitat de Catalunya, Quim Torra, ha ordenado al consejero de Interior Miquel Buch que haga cambios urgentes en su consejería tras las cargas policiales que se produjeron ayer en Tarrasa y Gerona contra independentistas radicales que se manifestaban contra la presencia de VOX en las instituciones.

Torra cede así al chantaje de la CUP -ayer una diputada antisistema resultó herida-, los CDR y las entidades separatistas, la Assemblea Nacional y Omnium, que ayer exigían responsabilidades al gobierno autonómico por la actuación de los Mossos d’ Esquadra, que actuaron en legítima defensa tras momentos de tensión verbal e incluso física, intentando romper el cordón policial, por parte de los separatistas concentrados, que también quemaron contenedores y mobiliario urbano.

Si Buch no hace los cambios en profundidad que le pide Quim Torra antes del martes, a pesar que hace cinco meses cuando llegó a la consejería ya hizo modificaciones importantes en la estructura del departamento, el presidente de la Generalitat cesará al consejero de Interior de su cargo. OKDIARIO ya les avanzó hace unos meses que Buch peligraba al frente de esta consejería, por las presiones que recibía Torra por parte de los sectores más radicales del independentismo por la gestión del conseller.

Desde Interior aseguran que el dirigente de Junts per Catalunya se compromete a investigar lo sucedido ayer y a depurar responsabilidades internas, algo que ya ha prometido en otras ocasiones y que aún no ha tenido consecuencias. Ayer, como ya ocurrió hace unas semanas, también se produjeron cargas policiales contra periodistas que cubrían ambas manifestaciones, provocando la rotura de equipos de fotografía.

Últimas noticias