Ayuntamiento de Barcelona

Colau insulta a los católicos con un belén en el que el Niño Jesús y la Virgen son sillas vacías

El belén navideño de este año organizado por Ada Colau (Vídeo: Manolo Riera)
Comentar

"El pesebre laico de Colau es un bodrio que debería sustituirse por uno tradicional", afirma el PP

El año pasado Colau montó un belén que costó a las arcas públicas casi 148.000 euros

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, se ha vuelto a burlar de los católicos al organizar un belén en el que el Niño Jesús, la Virgen María y San José están representados por sillas vacías. Todos alrededor de una mesa donde la comida del plato es una especie de pasto.

Un sillita de bebé con un babero en el que pone “Jesús” y una aureola representa al Niño Jesús, mientras que un manto azul y blanco con una aureola gris acompaña a la silla de la Virgen María. La de San José estará adornada con tan sólo una corbata y unos tirantes. Los tres Reyes Magos estarán caracterizados con una corona encabezando la silla y el buey y la mula, por los pelajes y colores característicos de estos animales. Tampoco falta la típica figura catalana de un belén, el ‘caganer’: una silla con un agujero y encabezada por una barretina.

Colau insulta a los católicos con un belén en el que el Niño Jesús y la Virgen son sillas vacías
El belén navideño que Ada Colau ha instalado en la plaza de Sant Jaume

Este belén navideño se ha montado en la Plaza Sant Jaume de Barcelona, donde se presenta todos los años. En la plaza se encuentra tanto el Ayuntamiento de Barcelona como la Generalitat de Cataluña, que muestran en sus fachadas una pancarta y un lazo amarillo en apoyo a los golpistas encarcelados.

El lugar se ha llenado este viernes de viandantes que se han parado a observar esta escena para intentar descifrar su significado. Algunos turistas le han llegado a pedir explicaciones al autor de este belén, el escenógrafo Sebastià Brosa.

“La navidad son las reuniones familiares, y también está el pesebre, el belén, y las figuritas, que también se reúnen por Navidad. Se reúnen para cenar y para comer, y cada silla es uno de los personajes tradicionales: los tres Reyes Magos, el niño Jesús, San José… Y está esta cosa de sentirte también como un niño circulando por aquí, porque todo es muy grande”, ha comentado Brosa a unos turistas atónitos.

“Es un bodrio”

La obra ya empezado a generar críticas en la oposición municipal. Alberto Fernández, líder del PP en el Consistorio barcelonés, lo ha considerado “un bodrio” que debería ser “retirado inmediatamente por uno tradicional”.

El belén de Colau está vacío de Navidad, y es más laico que tradicional. La alcaldesa promueve un pesebre sin figuras, cuando debería ser un elemento de atracción ciudadana, en particular para las familias con niños pequeños, que buscan ver las figuritas de los Reyes Magos, el portal con el niño Jesús o los pastores con las ovejas”, ha señalado el líder ‘popular’.

Fernández insta al Ayuntamiento a publicar “el coste de esta instalación laica que Colau ha instalado y que poco o nada tiene que ver con la tradición navideña”. “Colau está haciendo que Barcelona pierda el interés que históricamente había tenido como visita obligada de las familias en Navidad para visitar el pesebre municipal, y ver la decoración y el alumbrado típico de estas fechas”, ha concluido.

El del año pasado

No es la primera vez que Ada Colau genera controversia con el belén navideño. El año pasado ya montó uno que generó varias críticas entre los vecinos de la ciudad: “Una mierda pinchada en un palo”, afirmaron varias personas a través de las redes sociales.

Este belén navideño consistía en un conjunto de 25 figuras de metacrilato sostenidas en el aire que simulan un pesebre, aunque muchos barceloneses todavía no llegaron a entender el sentido de esta obra.

OKDIARIO reveló que el Ayuntamiento gastó hasta 147.940 euros en aquella obra. Un gasto muy elevado teniendo en cuenta que uno tradicional tendría un coste aproximado de 15.000 euros. La suma del diseño y montaje de la misma ascendió a un total de 116.000 euros. A esto se le sumaron gastos de electricidad (860,12 €), servicio de vigilancia (25.818 €) y de limpieza (1.775 €), entre otros.

Últimas noticias