La Generalitat apoya que los profesores den clase con el lazo amarillo en homenaje a los golpistas

IES La Serreta
El Instituto de Secundaria La Serreta de Rubí (Barcelona).
Comentar

Niegan que exista adoctrinamiento en las aulas, pero la Conselleria de Educación de la Generalitat, dirigida por Josep Bargalló, ampara y apoya oficialmente que los profesores den clase a sus alumnos menores de edad luciendo el lazo amarillo en homenaje a los golpistas.

El jefe del departamento de Ciencias Sociales del IES La Serreta de Rubí (Barcelona), Rafael Ávila, dirigió el pasado 19 de mayo una queja a la directora del centro, Laura Alegre Sanz, al constatar que al menos media docena de profesores del instituto impartía clase a sus alumnos exhibiendo el lazo amarillo en el pecho. Entre ellos, el jefe de estudios, Guillem Martín Martínez.

El profesor ya había expresó la misma queja al propio jefe de estudios, Guillem Martín, al que hizo saber que “lucir un símbolo político y partidista en un centro educativo es una falta de respeto a los alumnos, a los compañeros, a la pluralidad y a la neutralidad política con la que todo funcionario público debe actuar”.

La directora del centro zanjó la queja explicando que ella misma lleva el lazo amarillo por la calle, pero se lo quita al llegar al centro. Había aconsejado a los profesores que hagan lo mismo, pero algunos habían hecho caso omiso de esta recomendación.

IES La Serreta
La directora del centro, Laura Alegre, y el jefe de estudios Guillem Martín, en la web del IES La Serreta.

El jefe del departamento de Ciencias Sociales, Rafael Ávila, optó entonces por dirigirse oficialmente al Síndic de Greuges y a la directora de los servicios territoriales de la Consejería de Educación, Carme Vigués Julià, para trasladarle su malestar por estos hechos.

Finalmente, para atender su queja, la Conselleria envió el pasado 12 de junio (cuando ya estaba a punto de concluir el curso) al inspector de zona, Jordi Vinyals.  Durante una reunión en el despacho de la directora, el inspector comunicó al denunciante que la Conselleria de Educación no va a tomar ninguna medida, ya que a su juicio debe respetarse que algunos profesores luzcan en las aulas el lazo amarillo en reconocimiento a los “presos políticos“.

El profesor Rafael Ávila pidió al inspector que le notifique esta resolución de forma oficial y por escrito, pero el representante de la Conselleria se negó a hacerlo, para evitar que quede constancia de estos hechos.

El Departamento de Educación también ha tolerado durante meses que numerosos centros escolares luzcan en su fachada banderas independentistas, enormes lazos amarillos y pancartas a favor de los golpistas que cumplen prisión preventiva, vulnerando así la obligación de mantener la neutralidad política ante los alumnos menores de edad.

Ha ocurrido durante la aplicación del artículo 155 y, con mayor impunidad, ahora que los independentistas han recuperado el control del Ejecutivo autonómico.

Vic
Una bandera independentista en un instituto público de Vic.

lazos amarillos
Un gigantesco lazo amarillo, en la fachada de otro centro escolar.

Últimas noticias