Independentismo en Cataluña

El líder de la CUP dice que destrozar juzgados con barras de hierro “es libertad de expresión”

Radicales de Arran destrozando a martillazos las puertas de los juzgados de Gavá
Comentar

Carles Riera, dirigente de la CUP y diputado en el Parlament, considera que destrozar los juzgados con martillos y barras de hierro es “libertad de expresión”. Así se ha pronunciado por el ataque de Arran, la organización juvenil vinculada a su partido, a varios juzgados de Cataluña bajo el pretexto de protestar por los nueve años de prisión a los que fueron condenados los miembros de ‘La Manada’ por abuso sexual.

La rabia y la indignación son absolutamente legítimas, y la libertad de expresión también”, ha asegurado Riera en una entrevista concedida a TV3. “Arran es una organización soberana e independiente”, ha afirmado para luego reconocer que “compartimos con ellos aspectos importantes a nivel ideológico y a nivel de objetivos políticos”.

Los cinco miembros de ‘La Manada’ fueron condenados a nueve años de prisión por abuso sexual continuado la madrugada del 7 de julio de 2016 en Pamplona, en el marco de los Sanfermines, en una sentencia polémica porque niega el delito de violación y por tanto que hubiera violencia o intimidación desmedidos.

Para Carles Riera, esta resolución “ha generado una indignación enorme. Una vez más, la justicia española ha demostrado un posicionamiento machista y patriarcal“.

De esta forma, el diputado de la CUP pretende justificar las acciones violentos de los ‘cachorros’ de su partido, que son más propias de la kale borroka.

Su pasado filoetarra

Riera mantuvo vinculaciones con Herri Batasuna y el entorno de la banda terrorista ETA. En 1987, tras la masacre de Hipercor, la Crida a la Solidaritat, asociación de la que Riera era portavoz, difundió un comunicado en el que suscribría los ‘argumentos’ de Herri Batasuna: aunque condenaba el atentado en tanto “acción indiscriminada”, destacaba también las críticas a la “gerencia de la empresa y la policía” por no desalojar el edificio.

Además, el dirigente de la CUP participó, junto con Jordi Sánchez -expresidente de la ANC y en prisión- en el 10 aniversario de HB, celebrado en el Velódromo de Anoeta, en 1988. En el acto se corearon lemas a favor de ETA y de la independencia de Euskadi, y dos encapuchados desplegaron una pancarta con el anagrama de la banda terrorista y el mensaje: “Euskadi armada hasta conseguir la independencia y el socialismo”.

Últimas noticias