Casado respalda la entrada de tropas internacionales en Venezuela para crear un corredor humanitario

venezuela-corredor-humanitario-partido-popular
El puente de Simón Bolivar cerrado impidiendo así el paso de venezolanos a Colombia.

El Partido Popular respalda la entrada de tropas extranjeras en Venezuela con el fin de que la ayuda humanitaria pueda llegar a la población.

Los populares señalan que esas tropas pueden garantizar lo contrario de lo que está ocurriendo en estos momentos: la destrucción de camiones de ayuda por parte del Ejército del dictador Maduro y el bloqueo para que los camiones no crucen la frontera y ayuden a una población sumida en la miseria por el régimen chavista.

El plan ya ha sido planteado por Colombia y consiste en la entrada de tropas de los países que envían ayuda escoltando los convoyes de ayuda humanitaria de, principalmente Estados Unidos, Canadá, Colombia o Brasil.

Pablo Casado ya ha comunicado personalmente al presidente legítimo de Venezuela Juan Guaidó este respaldo. Y defenderá igualmente en todos los foros este apoyo a la creación de un corredor humanitario escoltado por cuerpos de Ejército internacional que eviten el sabotaje por parte de las tropas de Maduro.

El PP cumple de este modo con el anuncio realizado hace ya casi un mes y adelantado por OKDIARIO de que apoyaría llegado el momento la entrada de las tropas que tienen la misión de garantizar que el convoy militar de ayuda humanitaria internacional llegue a su destino.

A efectos de derecho internacional esta entrada de tropas no supone en realidad una intervención militar. La diferencia puede ser de matiz. Pero en la práctica implica un importante detalle: y es que la ayuda humanitaria se considera bien de Estado y por lo tanto puede ser protegida por los militares siempre con el permiso de las autoridades locales venezolanas. Y este segundo factor ya ha ocurrido: Juan Guaidó ha solicitado la entrada de la ayuda humanitaria.

El resultado práctico de esta petición es, por lo tanto, que para que pueda garantizarse que esa ayuda llega a su destino y no caiga en la rapiña o destrucción de los chavistas, las tropas de los países que envían la ayuda deben poder entrar en territorio venezolano. Pero todo ello sin que esa entrada pueda ser calificada a efectos de derecho internacional como un intervención militar. Y esa entrada de tropas con fines humanitarios sí es respaldada por el PP. De hecho, esa entrada es la que ha sido solicitada por Juan Guaidó.

Y todo ello ocurre mientras los ataques de los chavistas siguen cebándose en los opositores, en la población civil y en la ayuda que espera en la frontera para poder ser repartida entre la ciudadanía. Este mismo sábado, soldados del Ejército de Nicolás Maduro han prendido fuego a dos camiones de ayuda humanitaria que habían conseguido cruzar el Puente Francisco de Paula, entre las poblaciones de Cúcuta (Colombia) y Ureña (Venezuela), para evitar que llegara a la población.

Los soldados han abierto fuego y han lanzado gases lacrimógenos contra los manifestantes. Hasta el momento hay al menos cuatro muertos y más de veinte heridos, entre los que encuentra una niña de corta edad.

Colombia y Venezuela se encuentran, de hecho, en máxima tensión ante el deseo de Colombia de ayudar a la población venezolana. Estados Unidos, por su parte, ha remarcado su deseo enviar más ayuda humanitaria a Venezuela a través de Colombia con el apoyo de la oposición venezolana y pese a la negativa del Gobierno de Maduro. En un mensaje televisado, el dictador ha anunciado la ruptura de relaciones diplomáticas con Colombia.

Últimas noticias