Crisis del coronavirus

Muface pidió a los funcionarios infectados que usaran hospitales públicos pero Calvo fue a uno privado

carmen calvo coronavirus
Carmen Calvo, en el Congreso.
  • Teresa Gómez y Fernán González

El servicio de asistencia sanitaria privada para funcionarios, Muface, alertó a los empleados públicos de que si se infectaban de coronavirus debían acudir a un hospital público. Sin embargo, la vicepresidenta primera Carmen Calvo –que se beneficia de este sistema sanitario por ser funcionaria de carrera– hizo caso omiso a esta orden e ingresó en el privado y prestigioso Complejo Hospitalario Ruber de Madrid tras tener sospechas de estar contagiada de Covid-19.

Pese a que este hospital, ubicado en plena milla de oro de Madrid, tiene convenio con la mutualidad pública, Carmen Calvo no podía ingresar en ese centro hospitalario tras aprobarse el estado de alarma y quedar intervenidos todos los centros sanitarios por el Gobierno. Así lo explicó la propia Mutualidad General de Funcionarios Civiles del Estado (Muface) y las aseguradoras con las que tiene concierto en un correo electrónico remitido sus los clientes.

En ese email remitido a las personas que se benefician de este sistema sanitario privado, Muface les advierte de que «ha tomado nuevas medidas de actuación para clientes» que puedan estar infectados por coronavirus y señala que «por tratarse de una emergencia nacional, el ingreso hospitalario, en caso de ser necesario, se realizará en un hospital público», en lugar de en uno privado. La mutualidad informa, a renglón seguido, que esto no supondrá un coste adicional para el enfermo.

Muface pidió a los funcionarios infectados que usaran hospitales públicos pero Calvo fue a uno privado
Email remitido por Mufase a los funcionarios.

OKDIARIO se ha puesto en contacto un portavoz de Muface que confirma esta información y explica que «se trata de una medida extraordinaria debido a que estamos en una emergencia estatal con el objetivo de evitar nuevos contagios». Asegura que esta fue de las primeras medidas que se adoptaron tras decretarse el estado de alarma hace dos semanas, el 14 de marzo.

Y añade: «Por ello, todas las personas que se beneficien de un sistema sanitario privado en España, sea cual sea la aseguradora, si el paciente presenta síntomas de coronavirus tiene que llamar al teléfono de emergencia habilitado por la comunidad autónoma o al 112. Y en el caso de que sea necesario su ingreso deberá dirigirse a un hospital público para ser atendido». En este sentido, este servicio recalca: «Esto es así porque el Gobierno ha intervenido la sanidad privada durante el estado de alarma».

Sin embargo, si el paciente presenta otra patología que no está relacionada con el coronavirus y tiene que acudir a un especialista podrá hacerlo mediante el sistema sanitario privado del que dispone, según apuntan desde Muface. No era el caso de Carmen Calvo, que ingresó el domingo para ser tratada de una infección respiratoria, síntoma asociada a este virus.

Carmen Calvo dio negativo a coronavirus en una primera prueba «no concluyente». El segundo test confirmó que estaba infectada. Este jueves recibió el alta hospitalaria, pero seguirá el tratamiento médico aislada en su domicilio.

Lo último en España

Últimas noticias