Carles Vilarrubí se desvincula ante el juez de cualquier operación con Jordi Pujol Jr.

Carles Vilarrubí-Jordi Pujol Ferrusola
El empresario Carles Vilarrubí en una imagen de archivo (Foto: AFP)

Carles Vilarrubí, declaró este lunes como imputados en la Audiencia Nacional en el contexto de una pieza abierta por el juez José de la Mata dentro de la investigación a Jordi Pujol Ferrusola. Los fiscales anticorrupción han preguntado por su participación en el restaurante Torre del Remei del cocinero José María Boix, que hizo negocios con Jordi Pujol júnior.

El actual vicepresidente del DC Barcelona Vilarrubí ha explicado que él entró en la empresa de Boix en 1993 junto con otros tres amigos y clientes habituales. Los cuatro adquirieron, como un favor al chef, el 10 % de la empresa, porcentaje que posteriormente le vendieron en 2010 por el mismo precio, 18.000 euros, de modo que no hizo negocio alguno.

En 1998, explicó, se disolvió el consejo de administración de la empresa del restaurante y entonces Boix se quedó solo como presidente y consejero delegado, justo el año en que el cocinero empezó a hacer operaciones por 50 millones de pesetas con el hijo de los Pujol, unos movimientos de los que Vilarrubí se ha desvinculado totalmente.

También declaró hoy el empresario constructor José Cornado, quien se descolgó con la expresión "Collons, ¡ahora nadie se acuerda de Jordi Pujol Ferrusola!" al ser preguntado por la desmemoria de otros empresarios acerca del hijo mayor del expresidente catalán, al que pagó 3,2 millones de euros como "conseguidor" de contratos.

El grupo constructor de Cornado pagó 3,2 millones a Pujol Ferrusola en lo que el imputado ha calificado como labores de intermediación para obtener contratos con otras empresas, aunque los investigadores sospechan que ese dinero pudo responder en realidad a comisiones a cambio de que la familia Pujol consiguiera contratos públicos a Copisa.

Según fuentes jurídicas, el imputado ha reconocido que esos trabajos nunca se reflejaron en ningún contrato escrito sino que estaban avalados por "acuerdos entre caballeros", y además ha dicho que eran comisiones de entre el 1 y el 3 por ciento del contrato a conseguir, un porcentaje bajo en comparación con el precio de mercado (entre el 5 y el 10 por ciento).

 

El viernes ya declararon ante el magistrado los hermanos Josep y Pere Pujol Ferrusola, hijos del expresidente de la Generalitat de Cataluña Jordi Pujol, quienes al igual que hizo su padre en una confesión pública, aseguraron que el dinero que tenían en cuentas de Andorra provenía de una herencia de su abuelo que luego dio beneficios a raíz de diferentes inversiones.

La pieza abierta por De la Mata contiene la información que mandó el Principado al juez sobre los movimientos bancarios en las cuentas de los siete hermanos Pujol -todos ellos imputados en varias causas en la Audiencia Nacional y en Barcelona- y de sus padres, en la que se reflejan movimientos por decenas de millones de euros.

El juez imputó a Josep y Pere Pujol el pasado 27 de octubre, cuando ordenó desplegar la operación Hares, en la que se efectuaron una quincena de registros, entre ellos los de las casas de los dos hermanos.

Lo último en España

Últimas noticias