La cesión del "relator"

Calvo justifica la necesidad del mediador: «Ha llegado la hora de dar salidas políticas a Cataluña»

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha destacado que "ha llegado el momento de hablar de las salidas políticas que tiene que tener la situación vivida con Cataluña".

Comparecencia de Carmen Calvo tras la polémica del 'relator' para Cataluña.

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha destacado que «ha llegado el momento de hablar de las salidas políticas que tiene que tener la situación vivida con Cataluña».

Calvo ha comparecido en rueda de prensa, convocada de imprevisto este miércoles, tras la polémica generada por el «relator» que el Ejecutivo acepta en sus relaciones con el Gobierno independentista. Una cesión de Sánchez ya que se trata de una figura reclamada por la Generalitat para controlar esas conversaciones.

«La palabra ‘relator’ me pareció la más flexible. No tiene más. No es un observador internacional, no es nadie que venga a mediar», ha defendido. Calvo ha señalado que se trata de una «cuestión meramente práctica en el allanamiento de esta situación». Ese «relator» estará presente en la mesa de partidos sobre la cuestión catalana.

Según Calvo, la única «novedad» es que «es necesario hablar de las salidas políticas en Cataluña, no hay más». La vicepresidenta ha dicho que el objetivo es «escuchar y que nos escuchen cuáles son las salidas políticas dialogadas».

En este contexto, ha dicho, se planteó «una persona que ayudara (en las reuniones entre partidos) de alguien que convoque y tome nota se hacía necesaria la presencia de un relator o relatora (…) que ayudará a un trabajo que no se presenta fácil».

Calvo no ha despejado el perfil en el que piensan. Sólo que les gustaría que «fuera una persona, hombre o mujer, que conozca bien Cataluña (…) y que ayude a que los partidos se puedan sentar a hablar de Cataluña». Sobre si recibirá alguna remuneración, ha asegurado que trabajará «por amor al arte».

Ataques a la oposición

Desde PP y Ciudadanos destacan que la medida es una cesión más de Sánchez al independentismo, cuyo voto es esencial para aprobar las cuentas públicas. El presidente ‘popular’ Pablo Casado ha avanzado que no descarta presentar una moción de censura por la «alta traición de Sánchez a España».

En reiteradas ocasiones, Calvo ha arremetido contra la oposición y a su intención de no participar en la mesa prevista con los partidos secesionistas. En este sentido, ha considerado que «lo razonable» sería que «se sentaran todos los partidos» en esa mesa.

«Ser constitucionalista es esto: aceptar el resultado de las urnas, incluso de partidos que están muy alejados de ti», ha aseverado.

«Un clamor mayoritario»

La vicepresidenta ha tratado de culpar al PP de la situación en Cataluña y ha excusado que el Ejecutivo socialista «recibió como herencia una situación que todo el mundo sabe es complicada, enquistada y desde luego absolutamente radicalizada» para justificar que, ahora, «hay que dialogar y hablar».

La ministra ha acusado a los ‘populares’ de «estar en un espacio de radicalidad literalmente incomprensible» y de «usar la situación en Cataluña en clave partidaria».

Además, ha opinado que, con sus cesiones, el Gobierno «da cauce a algo que  formaba parte de un clamor mayoritario de la sociedad española» acerca de la situación de Cataluña, que había llegado a un punto «inaceptable».

Calvo ha destacado que la Comisión bilateral con la Generalitat «es una ley» que «contempla un espacio formalizado, institucional, donde ambos gobiernos tienen que coordinar su trabajo para sacar adelante los asuntos relativos a Cataluña» y ha considerado «inexplicable» que esa Comisión estuviese «desahuciada» durante el mandato de Rajoy.

«Ambos Gobiernos hablaremos de manera institucional en la (Comisión) bilateral», ha apuntado.

Habla de «soberanismo»

Calvo ha aludido, en distintas ocasiones, al «soberanismo» para referirse a los independentistas.

«El soberanismo no tiene la mayoría social en Cataluña (…) y se hace necesario que en ese plano se sigan poniendo también sobre el diálogo los elementos de discusión», ha señalado, en un momento de su intervención.

La vicepresidenta ha calificado de «muy compleja» la situación en esa Comunidad y ha dicho que el  Gobierno no quiere «escurrir el bulto». En este sentido, ha culpado de nuevo al PP de tener una actitud «escapista» en Cataluña.

Lo último en España

Últimas noticias