Ayuntamiento de Madrid

Bronca en el Ayuntamiento entre Vox y PSOE por el chalet ilegal de Pepu Hernández

La comisión municipal de Desarrollo Urbano ha vivido una de sus sesiones más broncas a raíz del polémico chalet del socialista Pepu Hernández. Una vivienda que amplió sin licencia invadiendo una calle que recoge el Plan General de Ordenación Urbana, tal como desveló OKDIARIO.

El portavoz adjunto de Vox, Pedro Fernández, trasladó una pregunta al concejal de urbanismo sobre el estado de la calle Aureliano de Beruete (el vial dedicado a un pintor paisajista que, en teoría, debería partir en dos mitades la propiedad del ex seleccionador nacional de baloncesto).

Ante esto, los concejales socialistas presentes en la comisión han saltado y han interrumpido al de Vox. En un momento dado, Fernández ha recordado la sentencia de los ERE, tildando al PSOE de «el partido Alí Babá». En este punto, la edil Mercedes González ha pedido que se retirara esa expresión, a lo que el de Santiago Abascal se ha negado. Es un apelativo que ha usado en sesión parlamentaria más veces. Tras ello, la presidencia de la comisión le ha pedido que se centrara en la cuestión de la pregunta.

El edil de Vox ha comenzando diciendo que «alguien dijo una vez la calle es mía, pues ahora el señor Pepu Hernández también lo puede decir». Para explicar al información desvelada por OKDIARIO se ha apoyado en dos fotografías: la ficha catastral y una fotografía aérea de su vivienda. En dichas imágenes se puede comprobar cómo la calle Aureliano de Beruete debería cruzar la parcela pero, en realidad, cuando se amplió ese chalet se rebasó lo que debía ser una calle que incluso tiene nombre asignado y aún hoy aparece en el callejero oficial del Ayuntamiento y en los sistemas de mapas online.

El Ayuntamiento denegó la licencia a Pepu porque su obra se comía una calle pero él siguió adelante

Ante el revuelo generado, Fernández ha esgrimido: «Sé que al partido socialista, el partido Alí Babá, y a Más Madrid, el partido Más Acoso, les fastidia escuchar esto». La presidencia de la sesión ha amparado por «libertad de expresión» estas palabras ante las quejas de PSOE y Más Madrid.

Tras ello, la concejal socialista ha protestado de nuevo: «¿En alas de la libertad expresión es que nos llamen Alí Babá?». La edil ha indicado posteriormente a la prensa que esta pregunta tenía el objetivo de «manchar el nombre de Pepu Hernández». «Quieren extender la tinta del calamar y pensar que todos los políticos son igual de sinvergüenzas», ha lanzado en alusión a las operaciones de Rocío Monasterio que ella misma había denunciado en el mismo foro. «Pepu pudo dar un pelotazo construyendo 13 chalets en su parcela pero no lo hizo», ha rematado.

En el intercambio de reproches, otros concejales de Más Madrid han tachado a los de Abascal de grupo «pro naxismo». Ante la barullo la presidencia ha tanteado la posibilidad de suspender la sesión.

Ilegalidad «absoluta»

Por su parte, el concejal delegado del área de Urbanismo, Mariano Fuentes (Ciudadanos), ha confirmado la información de OKDIARIO sobre que la vivienda del socialista está «en un fuera de ordenación absoluta porque está sobre una futura calle». Igualmente ha comentado que poco se puede hacer porque «las actuaciones ilegales estarían prescritas».

Así mismo, ha afeado a la oposición que hayan «embarrado la comisión» y «perdido el criterio y objeto de la misma». Ha agregado que en el caso de que en la parcela se ejecutase una urbanización sería el propietario -Pepu Hernández- el encargado del pago de la calle.

Por último, el responsable de urbanismo en el pasado mandato, el edil José Manuel Calvo (Más Madrid), ha criticado que Vox haya tratado de convertir la comisión «en un circo porque no tiene propuestas reales» y solo sostiene de «forma ciega» al PP al llevar temas que «tratan de embarrar y recurrir al insulto».

Lo último en España

Últimas noticias