PGE 2021

Bildu reconoce en la tribuna del Congreso que los presos de ETA forman parte del pacto con Sánchez

Aizpurua admite que "se han dado pasos" desde Moncloa en política penitenciaria como uno de los "objetivos" del acuerdo

La Ejecutiva Federal de PSOE del 16 noviembre en Ferraz negó un pacto con los proetarras ante los barones críticos

La portavoz de EH Bildu, Mertxe Aizpurua, este lunes en el debate de Presupuestos en el Congreso.

La portavoz de EH Bildu en el Congreso de los Diputados, Mertxe Aizpurua, ha reconocido este lunes desde la tribuna de la Cámara baja que el acercamiento de presos de ETA por parte del Gobierno de Pedro Sánchez y la concesión de otros beneficios penitenciarios a los reclusos de la banda ha formado parte de su acuerdo presupuestario con el Ejecutivo de PSOE y Podemos. Frente a lo sostenido por el secretario general de los socialistas en la Ejecutiva Federal del pasado 16 noviembre en Ferraz ante los barones críticos, Aizpurua ha confirmado lo que venía denunciado la oposición en estas semanas como «Presupuestos de sangre», una alianza de presos por Presupuestos.

Desde la tribuna de oradores del Congreso de los Diputados, Aizpurua ha presumido de su acuerdo con el Ejecutivo de Sánchez y ha remarcado que «se han dado pasos en los tres objetivos de la izquierda soberanista» que puso EH Bildu sobre la mesa de negociación con Moncloa. Y así, ha enumerado: «Defender y ampliar los derechos sociales y laborales de la gente; avanzar en la plurinacionalidad del Estado impulsando el diálogo y el reconocimiento para la solución del conflicto político entre Euskal Herria y el Estado español y transitar hacia una política penitenciaria que deje atrás la excepcionalidad, avanzando así en la construcción de la paz, la convivencia y la normalización».

Bildu habla de «impulsar el diálogo y el reconocimiento para la solución del conflicto político entre Euskal Herria y el Estado español»

«Podemos decir que aunque tímidos y totalmente insuficientes, se han dado pasos en estos tres objetivos», ha remarcado Aizpurua. En esta línea, ha manifestado que «también podemos afirmar que la aprobación de estos Presupuestos mantiene la puerta abierta a seguir avanzando más rápido y de manera más profunda. Hoy se han dado pequeños pasos y estamos convencidas de que vendrán más y cada vez más amplios», ha vaticinado la portavoz de los herederos de Batasuna, brazo político de ETA.

«Libertad nacional»

«Hoy se abre una nueva etapa en este Estado, con un bloque histórico para soluciones históricas», ha remarcado Aizpurua, quien ha calificado también su pacto con el Gobierno de Pedro Sánchez como «una buena noticia para nuestros pueblos para avanzar hacia nuestra libertad nacional».

Además, Aizpurua, que ha advertido de que ésta sería la única intervención de Bildu en el debate presupuestario de esta semana, se ha felicitado de que «gracias al independentismo vasco y catalán, las derechas en cualquiera de sus versiones ya no forman parte de la ecuación política y esto es una buena noticia».

«Hoy no acaba nada sino que recién empieza todo», ha reiterado la portavoz batasuna, apelando al «bloque de la investidura» de Sánchez y subrayando que estas cuentas públicas con su voto a favor garantizan la supervivencia del Gobierno durante los próximos tres años. Aquí, Aizpurua ha enfatizado que Bildu hará «valer sus votos», en tono desafiante.

«Ya hay legislatura, ahora sí que vamos a exigir cambios mucho más profundos y de más alcance», ha repetido, al tiempo que ha advertido al Ejecutivo de Sánchez de que «ya no tiene excusas a la hora hacer políticas progresistas y de izquierdas».

Ferraz lo negó

Se da la circunstancia de que el pasado 16 de noviembre, tras la reunión de la Ejecutiva federal del PSOE a la que asistieron barones críticos con Moncloa por inclinarse por ERC y Bildu en lugar de Ciudadanos para estos Presupuestos, el secretario general de los socialistas, José Luis Ábalos, aseguró en rueda de prensa que «no hay pacto» con los proetarras sino «una actitud de un grupo político» que «no se ha sumado» a las enmiendas a la totalidad que «no tenía más objetivo que obstruir».

Aquella misma mañana, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, negó también «pacto alguno» con EH Bildu para asegurarse su apoyo a los Presupuestos Generales del Estado para 2021 o que hubiera existido un «canje» con el traslado de presos de ETA a cárceles cercanas al País Vasco y Navarra. «No es un canje y objetivamente se ha podido ver», declaró el ministro del Interior sobre las noticias de los últimos traslado de presos de la banda terrorista.

«Lo importante es que todo el mundo se sume a estos Presupuestos», declaró Grande-Marlaska en Antena 3, donde manifestó que bajo su Gobierno se aplica el Estado de Derecho de forma «individualizada» una vez que la banda terrorista fue «derrotada». Tras ello, pasó al contraataque diciendo que «algunas críticas» parece que lo que quieren es «orillar la ley».

Desde que el pasado 16 de septiembre, el vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, se reuniera con los proetarras de Bildu para explorar su apoyo a los Presupuestos, hasta 21 terroristas de ETA con delitos de sangre han sido acercados en estos meses. Además, en este tiempo, la mayoría de los reclusos de la banda han dejado de estar en módulos de aislamiento.

Lo último en España

Últimas noticias