La mujer de Pedro Sánchez

Begoña Gómez es la «excepción» de las 37 cátedras de la Complutense que lideran doctores y catedráticos

Ver vídeo
×

Este artículo de OkSalud ha sido verificado para garantizar la mayor precisión y veracidad posible: se incluyen, en su mayoría, estudios médicos, enlaces a medios acreditados en la temática y se menciona a instituciones académicas de investigación. Todo el contenido de OkSalud está revisado pero, si consideras que es dudoso, inexacto u obsoleto, puedes contactarnos para poder realizar las posibles modificaciones pertinentes.

La Universidad Complutense de Madrid no tiene coartada para justificar el puesto de Begoña Gómez, la mujer de Pedro Sánchez. Los directores de todas sus cátedras extraordinarias son docentes de gran trayectoria. Por el contrario, la primera dama no tiene un bagaje como doctora, investigadora universitaria o profesora con plaza fija. De hecho, su supuesta titulación en marketing no es tal. No fue una licenciatura homologada por un centro oficial.

Las 37 cátedras que actualmente se ofrecen en la Complutense -según consta en su Portal de Transparencia- están dirigidas y codirigidas por docentes de curriculum incuestionable -la mayoría catedráticos o doctorados- y con gran trayectoria previa. La inmensa mayoría son, de hecho, profesores con vinculación directa mediante un contrato con la Complutense.

El único caso de una persona vinculada al mundo de la política que aparece como codirectora de una cátedra de la UCM es María Teresa Fernández de la Vega. La ex vicepresidenta socialista codirige la Cátedra de Tecnologías Aplicadas para el Desarrollo Humano. En este caso, le acompaña Pedro Martínez Santos, doctor por la UCM y profesor titular desde 2011.

De todas formas, Fernández de la Vega es doctora en Derecho por la Universidad Central de Barcelona. Además, fue nombrada doctora honoris causa por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo en 2011. Por el contrario, Begoña Gómez únicamente tiene dos posgrados y unos estudios en marketing que asegura que es una licenciatura a pesar de que no se trataba de un título homologado oficialmente.

En la lista de directores y codirectores de cátedras universitarias apenas encontramos otro caso similar. Es el caso de Ángel Acisclo Huélamo Villanueva que no tiene contrato con la UCM. Sin embargo, este profesional de la salud destaca por ser director de la entidad Farmacéuticos Sin Fronteras de España, lo que justifica su elección para codirigir la Cooperación Farmacéutica al Desarrollo y Acción Social (FSFE). En este caso, le acompaña Rafael Lozano Fernández, personal docente e investigador (PDI) del Departamento de Química en Ciencias Farmacéuticas de la UCM.

El resto de cátedras, las 36 que están activas según la web oficial de la Universidad Complutense, cuentan con directores cuyos currículos académicos son inmensos y abarcan varias páginas. Por ejemplo, la Cátedra Almirante Juan de Borbón es dirigida por Nieves Rojo, decana de la Facultad de Psicología; la de Historia Militar la lidera Magdalena de Pazzis, catedrática de Historia Moderna por la Complutense o la que trata sobre Educación Médica es capitaneda por Jesús Millán Núñez, vicedecano de Relaciones Institucionales e Innovación Docente.

Decanos y catedráticos

Otros profesionales con un pasado extraordinario que dirigen cátedras son César Nombela Cano (catedrático de Microbiología de la Facultad de Farmacia), Fernando Bandrés Molla (catedrático del Departamento de Toxicología y Legislación Sanitaria), Alfonso Fernández-Miranda Campoamor (catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad de Valladolid), Juan Sánchez Calero (doctor en Derecho y catedrático por la Complutense) o Juan María Díaz Fraile (catedrático de Derecho Civil). La lista es inmensa.

Todas estas personas son profesores que tras mucho esfuerzo y años de dura dedicación han conseguido ser elegidos para liderar una cátedra. Por tanto, ver que Begoña Gómez, que no tiene esa trayectoria académica previa, es elegida por esta universidad pública para codirigir una cátedra ha escocido sobremanera. Algunos destacados miembros de la comunidad académica ya han alzado la voz para criticar el nombramiento.

Begoña Gómez
Begoña Gómez presentando este viernes la nueva cátedra. (Foto: UCM)

Cabe destacar, como ha publicado OKDIARIO, que la Complutense ya ha reculado parcialmente. En un primer momento confirmaron a Begoña Gómez como flamante «directora de la cátedra». No obstante, días después y tras la polvoreda levantada, rectificaron su página web y dijeron que se designará un director y que la mujer de Pedro Sánchez  «es posible que sea nombrada codirectora de la cátedra». De esta forma, buscan sortear el reglamento de las Cátedras para poder nombrar a la esposa del jefe del Ejecutivo.

No obstante, una lectura estricta de ese reglamento ofrece serias dudas sobre la posibilidad de designar a Gómez.

Dicha normativa establece que «el/la director/a de la cátedra será un/a profesor/a o personal de administración y servicios con vinculación permanente de la UCM nombrado/a por el rector a propuesta de la Comisión Mixta de Seguimiento».  Y añade que «la dirección deberá recaer en un miembro del personal docente e investigador o personal de la administración o servicios cuya actividad guarde relación con el ámbito de la actividad» y «preferentemente, responderá a un perfil de prestigio profesional, técnico y científico reconocido en el ámbito temático del objeto de la colaboración».

Por ello, la Complutense recurrió en un principio a una «excepcionalidad», que se entiende debe utilizarse en casos muy concretos, y siempre con el debido razonamiento.

La polémica generada provocó que la Universidad diese marcha atrás y la designase codirectora. Pero de nuevo el reglamento ofrece dudas, puesto que se exige que un codirector tenga «vinculación laboral» con la UCM. Este cargo se reserva en el caso de que sea un profesional de reconocida trayectoria el que sea designado como director efectivo.

El puesto de codirectora, por tanto, tampoco encajaría con su perfil, ya que, según la lectura estricta del reglamento, éste se reservaría a un docente con contrato universitario. La Universidad, en consecuencia, vuelve a hacer una interpretación libre para ‘colocar’ a la mujer de Sánchez al frente de una de sus titulaciones.

Lo último en España

Últimas noticias