Ayuso reclama a Sánchez que negocie con Pfizer y la UE para que lleguen más vacunas lo antes posible

El proceso de vacunación en España puede sufrir un contratiempo importante si no se reciben las dosis necesarias lo antes posible. El pasado viernes Pfizer anunció que sólo enviaría a nuestro país un 56% de las vacunas comprometidas en la próxima entrega.

En ese sentido, Isabel Díaz Ayuso ha reclamado este domingo a Pedro Sánchez que negocie con Pfizer y la Unión Europea para que lleguen más vacunas a España de forma inmediata y así poder «agilizar» el proceso.

La presidenta de la Comunidad de Madrid así lo ha manifestado tras visitar la población de Colmenar de Arroyo, donde ha subrayado que la política de su Gobierno es vacunar pero «hacerlo bien, de manera estratégica».

«Vamos a solicitar al Gobierno de España que negocie, que hable, tanto con Pfizer como con la Unión Europea, con todas las instituciones, organismos y empresas necesarias para que a España lleguen más vacunas y podamos, por tanto, agilizar este proceso que va muy lento y que necesitamos que cuanto antes se ponga en marcha para proteger, primero a los más vulnerables, a los sanitarios y al resto de la población», ha afirmado Ayuso.

La presidenta madrileña ha anunciado asimismo que se ha iniciado el proceso para suministrar la segunda dosis de la vacuna en las residencias de mayores de la región, en concreto este domingo se ha comenzado en Vallecas, y ya se han superado las 100.000 dosis. «Es un plan para que no se pierda el efecto y seguir con nuestro compromiso con todos los ciudadanos a los que tenemos la obligación de proteger», ha asegurado.

Ayuso también ha indicado que trabajan «codo con codo todos los días» con la Consejería de Sanidad para seguir evaluando el avance del virus y ha subrayado el refuerzo de la oferta hospitalaria a través del recién creado Hospital Enfermera Isabel Zendal.

Por otra parte, la gallega Nieves Cabo, de 82 años de edad, ha vuelto a convertirse este domingo en pionera de la vacunación al haber sido la primera en recibir la segunda dosis de Pfizer-BioNTech en Galicia.

Residente del centro de mayores público Porta do Camiño, en Santiago de Compostela, desde hace ahora unos tres meses, ha completado la inmunización contra el coronavirus -«el bicho», tal y como lo llama ella- a las 8,23 de la mañana, tras lo cual ha deseado: «Que no dejen de vacunar, que es una cosa maravillosa».

Nieves Cabo se había convertido el pasado 27 de diciembre en la primera persona en la Comunidad gallega en recibir la vacuna contra el Covid-19. «¿Que como estoy? Bien, bien, bien. No la sentí, ni siquiera», ha confesado, tras la inoculación de la segunda dosis.

«Ojalá sea buena», ha proclamado Nieves Cabo con su habitual desparpajo, aunque esta vez no ha habido medios de comunicación presentes en el interior del centro a causa de las restricciones derivadas de la pandemia. En su lugar, un equipo de la Xunta ha recogido las imágenes y las primeras reacciones.

Tras el pinchazo, Nieves ha manifestado hallarse «de maravilla» y se ha dirigido a escépticos y negacionistas: «Les diría que la ponga todo el mundo». Y es que, a pesar de no tener «miedo a morir», Nieves sí ha confesado tener «miedo a que venga este bicho que tanta gente mató».

En la residencia pública Porta do Camiño han vuelto a sentirse este domingo «muy afortunados» por haber podido completar ya la inmunización. Su directora, Vanesa Castro, ha explicado que «después de tanto tiempo esperando por la vacuna es un privilegio» que este centro fuese el designado.

«Desde que nos dieron las primeras dosis, desde el momento antes de saberlo y hasta después, la gente estuvo muy contenta. Lo recibieron como un regalo de Reyes. La gente está disfrutando el momento esperando que esto sea para bien, que nos inmunice a todos y empezar a hacer vida normal», ha comentado.

Vanesa Castro también ha querido dirigirse a los escépticos y pedirles que «se dejen aconsejar» por los expertos, que «para eso están»: «Si hay una vacuna que llevamos esperando muchísimo tiempo, pues qué menos que todo el mundo se vacune».

Echando la vista atrás, ha explicado que los meses de la pandemia «fueron muy duros y son muy duros». Además, el centro Porta do Camiño se convirtió en una residencia integrada durante la primera ola, de modo que centralizó la atención sanitaria a mayores de otros centros contagiados de covid-19.

«Nosotros tuvimos la excepción de que tuvimos que salir de aquí para ir a un hotel. Eso complicó muchísimo las cosas», ha recordado la directora, quien seguidamente relata el «miedo» que pasaron los ancianos tanto por el traslado como por «no tener sus cosas como las suelen tener» en la residencia, «en su casa».

Por otro lado, Baleares ha iniciado este domingo la vacunación con segunda dosis de usuarios y profesionales de residencias de gente mayor, vacunando a 149 personas del centro Oms-Sant Miquel de Palma, que recibieron la primera dosis el pasado 27 de diciembre.

Según ha informado la Conselleria de Salud y Consumo este domingo en una nota de prensa, Avelina Serrano, de 94 años y usuaria de la residencia Oms-Sant Miquel desde el año 2017, que no lleva mascarilla por prescripción médica, ha sido la primera persona vacunada contra la COVID-19 en Baleares.

 

 

 

 

Lo último en España

Últimas noticias