Lazos amarillos

El Ayuntamiento de Lloret de Mar pierde el juicio contra los quitalazos a los que acusaba de hurto

lazos amarillos
Absueltos por retirar lazos amarillos.

Simpatizantes de Els Segadors de Maresme retiraron un gran lazo amarillo y el ayuntamiento de JxCat les denunció por hurto.

Quitar lazos amarillos no es un delito de hurto. Así lo ha considerado un juzgado de Blanes ante la denuncia del Ayuntamiento de Lloret de Mar, en poder de JxCat, contra un grupo que retiró un gran lazo amarillo de una rotonda de la localidad.

Els Segadors de Maresme, como se denomina el grupo que protagonizó la iniciativa para limpiar Lloret de Mar de lazos amarillos, fue denunciado por el consistorio del municipio por un supuesto delito de “hurto”.

Simpatizantes de esta plataforma llevaron a cabo una de sus acciones el pasado mes de febrero en la localidad. Se retiraron algunos lazos amarillos en una rotonda, y un representante en nombre del Ayuntamiento se presentó en la comisaría de los Mossos para denunciar un “hurto” de lazos por parte de este grupo.

Lo que más molestó al Ayuntamiento fue la retirada de un lazo de grandes dimensiones que se encontraba situado en esa rotonda. Una imagen de dicho lazo apareció poco después en las redes sociales del grupo Els Segadors, pero la plataforma asegura desconocer quién fue el autor de dicha retirada.

El pasado 9 de julio, en el juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº6 de Blanes, la causa fue desestimada y se decretó la libre absolución de los representantes de Els Segadors de Maresme. La magistrada consideró que había una “falta de prueba de cargo” suficiente como para considerar el delito de hurto. “No han quedado acreditados en modo alguno los hechos que determinarían la declaración de responsabilidad penal de la sociedad denunciada” asegura la sentencia.

Tras conocer la absolución, desde Els Segadors de Maresme han manifestado que es una “pena que un ayuntamiento gaste recursos municipales en colocar símbolos partidistas en espacios comunes y gaste dinero en pagar a sus abogados para ir contra organizaciones como Segadors que sólo buscamos la neutralidad en los espacios comunes”.

Lo último en España