Informe Fake

Una asociación de policías denuncia ante la Fiscalía el informe ‘fake’ de Marlaska contra C’s

marlaska
Denuncia policial contra el informe 'fake' de Marlaska contra C's.

El informe policial sobre el acoso a Ciudadanos durante el Orgullo Gay, un documento filtrado y lleno de defectos cuya autoría se desconoce, llega a los tribunales. Una asociación profesional de policías ha presentado una denuncia ante el Juzgado de Instrucción nº48 de Madrid solicitando a la Fiscalía que investigue el informe ‘fake’ de Marlaska y cite a declarar a varios mandos policiales.

‘Una Policía para el Siglo XXI’, asociación profesional que representa a un nutrido grupo de agentes, ha presentado una denuncia en la justicia para que el Ministerio del Interior responda por fin a las incógnitas que rodean a la filtración del informe ‘fake’ que Marlaska ha utilizado contra Ciudadanos tras el Orgullo Gay.

Ese documento, filtrado al diario El País, contradecía la versión del partido ‘naranja’ sobre los hechos acontecidos durante el desfile del Orgullo Gay en Madrid, donde un grupo importante de manifestantes acosaron, insultaron y lanzaron objetos contra la comitiva de Ciudadanos.

En su escrito presentado al Juzgado de Instrucción nº48 de Madrid, al que ha tenido acceso OKDIARIO, exigen a la Fiscalía que investigue todo este asunto al apreciarse indicios de delitos de falsedad documental, prevaricación y revelación de secretos.

marlaska
Denuncia presentada contra el informe ‘fake’ de Marlaska.

“Nos vemos obligados a poner en conocimiento de la Autoridad Judicial los hechos que se describen, en defensa no solo de la ley, si no del trabajo policial efectuado por los policías que participaron en el dispositivo del día 6 de julio con motivo de la manifestación del Día del Orgullo Gay” advierten en la denuncia.

Se trata, dicen, de un “trabajo que consideramos profesional y no político, por mucho que se pretenda hacer uso político del mismo, ya que las Fuerzas de Seguridad no son organizaciones políticas, sino organizaciones profesionales y sus miembros no son cargos electos, son funcionarios de carrera que trabajan guiados por obligación de neutralidad e imparcialidad”.

"Filtración de Interior"

A su juicio, todos los defectos de forma hallados en el documento “estarían motivados por la premura de la situación para Interior, sin poner atención a las formas y haciendo constar exclusivamente una versión de los hechos que permitiera justificarse al Ministro Marlaska y al mando político” aseguran.

El informe, dicen, fue “filtrado a El País desde la desde la propia Jefatura Superior de Madrid, desde la Dirección Adjunta o desde cualquier instancia del Ministerio de Interior”. “Estas filtraciones, además de no guardar la apariencia de un informe interno, tampoco habrían sido efectuadas como un comunicado de prensa al uso por el Gabinete de Prensa”.

“Un comunicado de prensa no es un informe defectuoso en fondo y forma, repleto de sesgos y opiniones, sin descripción de las variables de riesgo evaluadas ni la escala de medición empleada. Lo que sostiene la hipótesis de que se trate de un informe expresamente creado para su filtración irregular y ello podría suponer un delito de revelación de secretos, además de un engaño a la opinión pública” concluyen.

Por todo ello, solicitan que se cite a declarar a varios altos mandos policiales relacionados tanto con el diseño y ejecución del operativo de seguridad de ese día como con la filtración del informe a la prensa. En concreto, del jefe de la Brigada Provincial de Información, del jefe de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana, y del jefe Superior de Policía de Madrid.

Defectos evidentes

Nada más publicarse el informe llamó rápidamente la atención de agentes de policía y asociaciones. Estaba plagado de defectos, tanto de forma como de contenido. En primer lugar, contenía graves erratas en los membretes y logos oficiales del Ministerio del Interior y de la Jefatura Superior de la Policía Nacional. Y en segundo lugar, incluía juicios de valor que no son propios de un documento oficial de este tipo.

Pese a las dudas que arrojaba el documento, ningún alto cargo del Ministerio del Interior, y mucho menos el ministro Marlaska, hizo referencia a su misterioso origen. Todo apunta a un informe de parte encargado ex profeso con fines políticos para desmontar la ofensiva de Ciudadanos por el acoso vivido el pasado sábado 6 de julio en Madrid.

Lo último en España