Álvarez de Toledo tilda de "indignidad" que Zapatero defienda el indulto para los golpistas del 1-O

Cayetana Álvarez de Toledo, diputada del PP @Getty
Cayetana Álvarez de Toledo, diputada del PP @Getty

Cayetana Álvarez de Toledo, diputada del PP en el Congreso de los Diputados y una de las mayores defensoras de los opositores al régimen de Nicolás Maduro en España, ha criticado que José Luis Rodríguez Zapatero haya abogado por permitir el indulto a los golpistas procesados en el Tribunal Supremo por el 1-O.

La popular ha calificado de "indignidad" el hecho de que un ex presidente del Gobierno de España "presione al Tribunal supremo para que no condene, o muy poquito, a los procesados por atentar contra la democracia española".  Y haciendo alusión a la actual situación por la que atraviesa Venezuela, con alrededor de 4 millones de personas que huyen de la dictadura bolivariana según datos de Acnur, ha recordado que Zapatero "también defiende al narcotirano Maduro. Qué indignidad".

Zapatero ha abogado por "estudiar" posibles indultos a los dirigentes catalanes si éstos lo piden. "Estoy a favor de que se estudie si lo piden", ha señalado en una entrevista. Además, el ex jefe del Ejecutivo tampoco cuando el periodista ha querido saber si compartía el calificativo de golpistas para los procesados: "No, no, no…". 

Ha defendido, además, que el Gobierno debería apostar por el diálogo con Cataluña para poner fin a la crisis política que atraviesa la región tras el golpe de Estado perpetrado por Carles Puigdemont y Oriol Junqueras, uno prófugo de la justicia y otro procesado en el juicio del procés, respectivamente, en octubre de 2017. "Ojalá sea la legislatura del inevitable, necesario y esperado diálogo con los independentistas", ha revelado Rodríguez Zapatero sin ningún pudor.

También ha respondido a Zapatero el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, quien le ha espetado al socialista que "afortunadamente ni usted dicta las sentencias ni esto en Venezuela". Mientras, desde el PP, han acusado al ex presidente del Gobierno de convertirse en la polémica figura del relator que costó a Pedro Sánchez los Presupuestos Generales porque no los apoyaron los separatistas y lo que obligó al secretario general a un adelanto electoral.

Lo último en España