Las actividades de la Familia Real están pendientes de la agenda política

Las actividades de la Familia Real están pendientes de la agenda política
Familia Real Española

Por segunda vez consecutiva en los cinco años de reinado de Felipe VI, la situación política es tan incierta y hay tan pocas posibilidades de que se esclarezca en fechas próximas, que esa incertidumbre influye de manera determinante en la confección de la agenda que la Casa del Rey elabora para los miembros de la Familia Real. En estos momentos, hay eventos en los que los Reyes toman parte de forma habitual en este mes de Julio, previo a las vacaciones veraniegas, que el Palacio de la Zarzuela no puede cerrar.

Como es lógico, el Rey estará pendiente de lo que ocurra los días 22, 23 y 25 de Julio en el Congreso de los Diputados. En primer lugar, porque del resultado de la votación que se produzca en primera o segunda ocasión dependerá la normalización de la vida política tan ansiada por los ciudadanos y las entidades públicas y privadas del país.

Todos esperan que de una vez por todas, las fuerzas políticas sean capaces de llegar a acuerdos razonables y dejen de comportarse como seres egocéntricos y caprichosos que sólo persiguen su propia conveniencia y notoriedad. De su madurez y sentido del servicio público dependerá que los españoles pueden tomarse unos días de vacaciones con la convicción íntima de que sus representantes han hecho los deberes que tenían pendientes y que no han olvidado su espíritu de servicio a la ciudadanía que debe prevalecer siempre por encima de cualquier otra consideración.

A los Reyes, Don Felipe y Doña Letizia, les quedan aún bastantes tareas oficiales por cumplir durante el mes de Julio, un tiempo en el que el Jefe del Estado cumple con su función de Jefe Supremo de las Fuerzas Armadas y asiste a la entrega de despachos de algunas de las Academias Militares. Esta semana, lo hace en la Academia de Suboficiales de El Talarn y la próxima se desplazará a algún otro Centro Superior de formación de oficiales de Tierra, Marina o Aire. La reina Letizia, entre otras actividades, tiene confirmada su asistencia a finales de Julio en Oviedo a la apertura del curso de verano de la Escuela de Música de la Fundación Princesa de Asturias.

Normalmente, la Familia Real no se ha desplazado a Palma de Mallorca para iniciar su descanso estival antes de los últimos días de Julio puesto que hasta esas fechas se mantenían las tareas oficiales. Y aunque al rey Felipe le agrade participar en la regata de la Copa del Rey, que este año empieza pronto, el 27 de este mes, su presencia siempre ha estado supeditada a sus obligaciones como Jefe del Estado. Es lo que podría pasar este año si el candidato a la Presidencia del Gobierno consigue ser investido el 23 o el 25 de Julio, lo que obligaría al monarca a permanecer en Madrid para la jura o promesa en el Palacio de la Zarzuela del nuevo Jefe del Ejecutivo y posteriormente de los nuevos ministros de su Gabinete.  

Lo último en España