Crisis del coronavirus

2,2 millones de españoles se han infectado desde que Sánchez proclamó: «Hemos derrotado al virus»

El 10 de junio, Pedro Sánchez proclamó eufórico en el Congreso: «Hemos vencido al virus». Ese día, los contagios reconocidos por el Ministerio de Sanidad eran 242.280. Según el último balance, de este viernes, son ya 2.499.560. Es decir, 2.257.280 más (según los datos oficiales).

La pandemia sigue totalmente descontrolada. El Ministerio de Sanidad notificó este viernes 42.885 nuevos casos de coronavirus. De ellos, 18.187 diagnosticados en un día.

Por otro lado, la incidencia media de casos, indicador del riesgo de contagio, no deja de aumentar, y se sitúa en los 828 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días, un récord desde que se inició la pandemia. Además, este viernes se comunicaron 400 fallecidos más, de los cuales 1.411 se han registrado en la última semana. Esto hace que la cifra global de muertos por coronavirus en España se eleve a las 55.441 personas, según la versión oficial del Gobierno, que minusvalora el alcance real de la pandemia.

Además, según los últimos datos facilitados, hay 27.462 pacientes ingresados por Covid-19 en toda España y 3.908 en una UCI. En la última semana 7.174 personas han ingresado en un hospital como consecuencia del virus y 538 en una UCI. La tasa de ocupación de camas ocupadas por coronavirus se sitúa en el 21,63% y en las UCI en el 37,61%.

Inacción del Gobierno

Pese a la situación preocupante el Gobierno rechaza tomar nuevas medidas. El ministro Salvador Illa descartó el miércoles la petición de las comunidades autónomas, varias de ellas gobernadas por el PSOE, para adelantar el toque de queda. Según el máximo responsable de la lucha contra el virus, las medidas actuales son suficientes y lo único que se necesita es «tiempo» para ver sus efectos.

Por su parte, el director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, también aseguró este viernes, apenas unos minutos después de confirmar que España está en récord de casos, que «estamos en una fase de inflexión que podría marcar un cambio de tendencia». Simón señaló que, aunque la incidencia del virus sigue creciendo, lo hace a menor ritmo en los últimos días, y destacó también que la tasa de positividad «se ha estabilizado». Unas previsiones que chocan con la realidad de casos, que sigue en aumento.

En esta deriva, el Gobierno se niega a actuar. Según Sánchez, España tiene un estado de alarma que funciona y sabe cómo doblegar la curva del coronavirus, «con las mismas herramientas» que en la segunda ola y con «energías renovadas».

Así lo ha asegurado el socialista este viernes, desde Zaragoza, donde ha presentado el plan del Ejecutivo para la «recuperación de la economía española».

En su habitual tono grandilocuente, Sánchez ha enfatizado que España cuenta con el «arma definitiva» para vencer al virus, que es, ha considerado, el plan de vacunación. En este contexto, ha señalado que nuestro país es el «noveno en el proceso de vacunación» en todo el mundo y «el tercero de la Unión Europea» en dosis administradas.

Una afirmación que esconde, sin embargo, que al ritmo actual se tardará años en vacunar al 70% de la población española, el objetivo del Gobierno.

En concreto, como ha revelado OKDIARIO, no será hasta 2025 si se tiene en cuenta que España ha puesto en 25 días poco más de un millón de vacunas, unas 41.000 diarias. Es decir, se debería multiplicar por 6 el ritmo actual para lograr el propósito de inmunidad que se ha fijado el Ejecutivo.

Por otro lado, Sanidad ya admite abiertamente la falta de dosis de la vacuna, pese a que semanas atrás el ministro se jactase de que incluso sobrarían.

En su Estrategia de vacunación actualizada, el Ministerio señala que ante la «insuficiencia» de la vacuna es necesario priorizar los grupos de vacunación, incluso entre el personal más expuesto.

Así, se recoge que, «teniendo en cuenta la situación actual de disponibilidad de dosis y la evidencia que continúa apareciendo en relación a la duración de la inmunidad tras la infección y la baja frecuencia de casos de reinfección se podrá posponer la vacunación del personal sanitario de primera línea (grupo 2) y del otro personal sanitario y sociosanitario (grupo 3) hasta que transcurran 6 meses de la fecha de diagnóstico».

La recomendación se realiza «preferentemente en las personas de estos grupos menores de 55 años de edad y sin condiciones de riesgo», añade el documento.

La compañía Pfizer ya anunció la pasada semana un recorte en el envío, lo que ha provocado que España sólo haya recibido estos días el 56% de las dosis previstas. Pese a ello, el ministro Illa ha revendido a Andorra 30.000 dosis de la vacuna.

Lo último en España

Últimas noticias