Elecciones Andalucía 2018

Casado viajó a Andalucía en AVE, Rivera en coche y Sánchez en un avión privado por 9.000 euros

Casado viajó a Andalucía en AVE, Rivera en coche y Sánchez en un avión privado por 9.000 euros
Pedro Sánchez y el modelo de jet privado en el que se desplazó a las elecciones andaluzas
Comentar

Pedro Sánchez voló de Madrid a Jerez de la Frontera en un jet privado sufragado por el partido

Si algo empieza a caracterizar al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, es su gusto indudable por viajar en avión. Tras las polémicas por el uso del Falcon, este domingo, Sánchez recurrió al partido para pagar su desplazamiento a Chiclana (Cádiz), donde protagonizó el primer mitin de campaña con Susana Díaz.

El líder socialista voló de Madrid a Jerez de la Frontera en un jet privado (modelo Citation XLS de Cessna, uno de los aviones de negocios más populares del mundo y con todas las comodidades de primera clase), sufragado por el partido, según confirmaron fuentes de Ferraz. El precio de ese vuelo, según las fuentes consultadas, fue de unos 9.000 euros. 

El gusto de ‘altos vuelos’ de Sánchez contrasta con sus adversarios políticos. Tanto Pablo Casado como Albert Rivera optaron por medios más austeros para iniciar la agenda del 2-D en Andalucía.

Casado: AVE a Sevilla y luego coche

El líder ‘popular’ se desplazó ya el jueves a Sevilla en AVE, el transporte más habitual para realizar ese trayecto y cuyo billete suele oscilar entre los 40 y los 80 euros. Ya allí, recurrió al coche durante todo el fin de semana para realizar un ‘tour’ por distintos pueblos, como Mairena del Alcor, Carmona, Córdoba, Montilla, Rute, Cabra, Lucena, Algeciras -donde este domingo protagonizó un mitin con su candidato, Juanma Moreno- y Jerez.

En la localidad gaditana, Casado apoyó la presentación del proyecto promovido por su partido para que la localidad sea capital mundial del flamenco en 2020 y después regresó a Madrid en un vuelo regular. Fuentes de Génova explican que se optó por ese medio al no tener posibilidad de hacerlo en tren. Este lunes, el dirigente del PP regresó a Sevilla en AVE y, desde allí, cogió otra vez el coche para moverse por Cartaya, Lepe, Ayamonte y Huelva, donde a las 5 de la tarde tiene prevista una visita a la Lonja Municipal.

En el PP recuerdan también que Mariano Rajoy usaba el tren para trayectos similares y únicamente recurría al avión “cuando era imprescindible”, como en viajes de campaña a las islas. Los ‘populares’ señalan dos razones: el pavor de Rajoy a volar y, sobre todo, “evitar un gasto excesivo” al partido.

Rivera: ida y vuelta en coche

Por su parte, el líder de Ciudadanos optó por el coche para todos sus desplazamientos. Albert Rivera viajó el viernes por la tarde a Sevilla -donde arropó a su candidato, Juan Marín, en un acto en el Muelle de las Delicias- y el domingo regresó desde Cádiz, tras protagonizar otro mitin en el Palacio de Congresos.

Tras su estancia andaluza, el presidente del Gobierno se desplazó a Madrid. Este lunes a primera hora, Sánchez -acompañado por el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska- se subió al avión de la Fuerza Aérea Española para desplazarse a Marruecos y acudir a una reunión ‘exprés’ con el primer ministro, Saadedín Ozmani.

Las polémicas

Desde su llegada a La Moncloa, Pedro Sánchez ha protagonizado distintas polémicas por sus viajes en avión oficial para actos privados.

La más sonora se produjo en julio, cuando Sánchez se desplazó en un Falcon a Castellón, donde asistió a un concierto de The Killers- uno de sus grupos favoritos- en el Festival Internacional de Benicàssim (FIB). El líder socialista calificó la polémica de “artificial” y defendió que se trataba de una instrucción del departamento de Seguridad de La Moncloa.

Sánchez también ‘tiró’ de medios públicos para desplazarse con su mujer, Begoña Gómez, a una boda en La Rioja (usó el Super Puma del Ejército) o para llegar a su destino de vacaciones en Almonte (Huelva) para lo que de nuevo recurrió al Falcon.

El pasado 26 de octubre, para asistir a la reunión del Consejo de Ministros en Sevilla, Pedro Sánchez y sus ministros utilizaron también un despliegue de medios aéreos: el presidente se trasladó de La Moncloa a la base de Torrejón de Ardoz en helicóptero y después tomó el Falcon hacia la capital hispalense. Los ministros, por su parte, emplearon un Airbus A310. Finalizado el Consejo, regresaron a Madrid. Como en ocasiones anteriores, La Moncloa se refirió también a razones de seguridad.

El presidente del Gobierno se mantiene ajeno a las críticas. Y de hecho, volverá a repetir lo que ya es tradición este miércoles, cuando movilizará el Falcon, un Airbus y un helicóptero para trasladarse a la cumbre hispano-portuguesa de Valladolid.

Últimas noticias