Una parcela de 2.384 metros cuadrados

El chalé de Iglesias está en un parque natural amenazado por el urbanismo, según los ecologistas

El chalé de más de 600.000 euros comprado por Pablo Iglesias e Irene Montero está en el municipio de Galapagar.
El chalé de más de 600.000 euros comprado por Pablo Iglesias e Irene Montero está en el municipio de Galapagar.
Comentar

El casoplón de Pablo Iglesias e Irene Montero en Galapagar, en la ladera de la Sierra de la Madrid, está dentro del denominado Parque Regional del Curso Medio del río Guadarrama y su entorno, un espacio natural protegido de la Comunidad que los ecologistas vienen defendiendo durante años del urbanismo salvaje. Según ha podido constatar OKDIARIO, la ubicación exacta del chalé de Iglesias y Montero pertenece a la extensión de este espacio verde, que tiene una superficie de 22.656 hectáreas y se extiende, siguiendo la vertical norte-sur, desde el propio término municipal de Galapagar hasta el de Batres, en el límite con la provincia de Toledo.

Según la página web de este Parque Regional, que protege aproximadamente el 38% del curso del Guadarrama, “la presión demográfica, derivada de la existencia de numerosas urbanizaciones en las inmediaciones, algunas al borde mismo del cauce del río, constituye la principal amenaza de este espacio natural protegido”. En el caso del casoplón de los líderes de Podemos, se encuentra a sólo medio kilómetro de  distancia del curso del agua del Guadarrama. Los ecologistas lamentan el deterioro del cauce.

Desde años antes de la construcción de este chalé en 2002, fecha que consta en el registro de la Dirección General del Catastro, los ecologistas vienen denunciando la expansión de viviendas unifamiliares en este paraje. En concreto, la plataforma Ecologistas en Acción sostiene que “en la revisión en 1988 del Planeamiento General de Galapagar se mencionaba ya la degradación de esta colonia histórica debido a la incorporación de tipologías edificatorias no adecuadas que redundaban en una densidad desproporcionada y un notable decremento de la calidad ambiental”.

Para esta asociación, “nada se ha hecho desde entonces por parte de las diferentes administraciones locales para frenar el deterioro ambiental y paisajístico de este ámbito. Muy al contrario el hormigón y el cemento se han enseñoreado del entorno del Parque Regional”, denuncian. En esta línea, desde este colectivo verde critican que “las viviendas supuestamente unifamiliares, excesivas tanto en tamaño como en número, aparecen a menudo colocadas en el paisaje sin orden ni concierto”.

Se da la circunstancia de que uno de los principales partido que integra la coalición Unidos Podemos en el Congreso de los Diputados es Equo, un partido que agrupa a una treintena de organizaciones ecologistas.

Sin embargo, Iglesias ha justificado de esta manera en su perfil de Facebook la elección de este enclave natural en la Sierra de Madrid para comprarse allí semejante vivienda: “Llevamos mucho tiempo buscando una casa en el campo donde poder avanzar en nuestros proyectos como familia, y en concreto para poder cuidar a nuestros hijos con algo de intimidad”. “En Galapagar además viven muchos amigos con los que nos gustaría que nuestros hijos pasen tiempo”, ha señalado. La cofundadora del partido y actual diputada de Podemos, Carolina Bescansa, reside en esta zona acomodada.

Vista aérea de la parcela de Pablo Iglesias en Galapagar. Foto: Google Earth
Vista aérea de la parcela de Pablo Iglesias en Galapagar. Foto: Google Earth

Junto a ello, el líder de de Podemos ha esgrimido también que “basta ver los precios de la vivienda en Madrid para saber que elegir un sitio para construir un hogar no es una tarea sencilla para la mayoría de españoles y españolas, y por eso también decidimos buscar más cerca del campo”. El coste de la vivienda adquirida asciende a 615.000 euros (con hipoteca de 540.000) y su cercanía al campo es tal que incluso está dentro del Parque Regional del Curso Medio del Guadarrama. Tal y como publicó en exclusiva LOOK de OKDIARIO el pasado miércoles, la parcela tiene 2.384 metros cuadrados de superficie, con 302 metros construidos según su ficha catastral. Además de la vivienda principal, con un interior de lujo, posee piscina, garaje, un precioso jardín, un huerto e incluso una casita para invitados.

“Privilegiado emplazamiento”

En uno de los anuncios de venta que había colgado en un conocido portal de Internet se decía que este “chalet independiente”, de “estilo rústico”, está ubicado en “un privilegiado emplazamiento que linda con el Parque Natural de la Cuenca Alta del Guadarrama”. La cartografía del lugar indica que, en realidad, el casoplón no linda con la vegetación de este espacio protegido, sino que está dentro del mismo. Respecto al jardín, el anuncio lo definía con “una gran variedad de vegetación autóctona” e indicaba que estaba “perfectamente consolidado con amplia pradera de césped, riego automático, amplia zona dedicada a huerto, y cercado para animales”.

El Parque Regional del Curso Medio del río Guadarrama y su entorno está regulado por ley 20/1999, de 3 de mayo, de la Comunidad de Madrid, cuyo preámbulo recalca que “el eje que constituye la vegetación de ribera imprime al paisaje un carácter propio” y destaca que “el arbolado asociado a los cauces constituye una reserva para las especies que habitan en el territorio”, elementos naturales que han ido soportando en las últimas décadas la presión de urbanizaciones e infraestructuras en las márgenes del río, además de vertidos residuales.

Últimas noticias