Black Block: así es el manual de terrorismo callejero que manejan los violentos de la CUP para el 1-O

Manual Bloque Negro de terrorismo callejero para el 1-O
Manual Bloque Negro de terrorismo callejero para el 1-O
Comentar

Los separatistas radicales se preparan para incendiar las calles de Cataluña este fin de semana y en los días siguientes al referéndum ilegal del 1-O. Y lo harán con la ayuda de grupos internacionales antisistema y sus métodos de vandalismo callejero, como el ‘Bloque Negro’ (BN).

Se trata de un temido conglomerado de grupos anarquistas y antiglobalización europeos, experto en técnicas de agitación y violencia urbana y en el que participan miembros de la izquierda radical de País Vasco, y asociaciones del entorno de ETA.

Grupos de la extrema izquierda separatista vinculados a la CUP y su rama juvenil, Arran, ya han hecho circular a través de las redes sociales un manual de técnicas de guerrilla urbana bajo ese nombre, ‘Black Bloc’ (Bloque Negro) y con el que también dan nombre a sus comandos callejeros .

Manual Bloque Negro de terrorismo callejero para el 1-O
Manual Bloque Negro de terrorismo callejero para el 1-O

Manual de terrorismo urbano de ETA

Un cuadernillo en el que se recogen tácticas e instrucciones utilizadas tanto en la kale borroka del País Vasco. “Literalmente, es un copia y pega de lo que hacen los ‘cachorros’ de ETA”, según fuentes de las Fuerzas de Seguridad, y que se han completado con imágenes y recomendaciones para sobre el uso de la “violencia y la resistencia activa” del grupo internacional que provocó graves disturbios este verano en Alemania, con motivo de la reunión del G-20. También con lo aprendido en enfrentamientos con la Policía en Barcelona, como recuerdan sucedió en el Día de la Hispanidad de 2002.

Manual Bloque Negro de terrorismo callejero para el 1-O
El manual Bloque Negro de terrorismo callejero recuerda Barcelona 2002.

La CUP mantiene una “relación fluida”, y  a partir de este fin de semana, con motivo del referéndum ilegal del 1-O, esa colaboración entre Arran y Ernai (las juventudes de Sortu, y bajo el control de EH Bildu, que lidera Arnaldo Otegi) amenaza con trasladarse a la calle con el BN como invitado especial.

El manual que están distribuyendo los independentistas radicales lleva por título ‘Bloque Negro. Por qué la libertad no será parlamentada’, consta de 72 páginas y 15 capítulos en los que no sólo se explica cómo funcionan las Unidades de Intervención Policial (UIP ) y los Grupos de Reserva y Seguridad (GRS), sino también sus formaciones, material y modo actuación.

El cuadernillo, que comienza con una breve introducción abogando por la “lucha violenta contra el Estado capitalista”, ofrece datos de cómo se organizan “los 1.350 agentes y las 27 UIP y 8 GRS”  que hay en toda España. “Cada unidad tiene 50 agentes, y tres grupos operativos, por cada uno una ‘lechera’“, explican , y que “cada grupo tiene 3 escuadras y 2 equipos: de intervención, apoyo y reserva, seguridad y gaseadores”.

Instrucciones sobre ataques y sabotajes

El manual, en cuya portada figura el dibujo de un joven encapuchado, incluye fotografías de los antidisturbios con flechas que indican el tipo de equipamiento que llevan (escudo, porrras, escopetas de bolas y gases), sus características y cómo dañarles. Así, señalan que los trajes protectores  “les ayudan a que su cuerpo no se vea afectado al caerles ‘bombas molotov’ pero que el punto en que este material se derrite es de 130 a 168 grados”. Es “lo más fácil”, según recomiendan los terroristas antisistema.

Manual Bloque Negro de terrorismo callejero para el 1-O
Los terroristas callejeros recomiendan el uso de cócteles molotov

Otra instrucción que ofrece este manual de ‘kale borroka’ es que, y así lo indica textualmente “el casco puede ser saboteado pintando su visera trasparente que el antidisturbios subirá si es in- cauto y si este la limpiase perdería segundos que nosotros aprovechamos.”

El panfleto ‘Bloque Negro’ alecciona a los violentos sobre los distintos tipos de formación que pueden tomar los UIP y GRS en la calle. Lo hacen en el capítulo 4, (‘Tipos de Formaciones Policiales’) y en él explican con todo lujo de detalles, con la ayuda de fotografías y esquemas gráficos, las variantes. Los aprendices de terroristas citan por ejemplo: formaciones en línea’, ‘en columna’, ‘en escuadra’, ‘con apoyo de vehículos’, ‘en guardia’, y explica en qué consisten con un ‘cuándo, cómo y por qué se hacen’.

Por ejemplo, indica que pueden ser para ‘la captura de líderes’ o la ‘retirada de barricadas’. Pero es en las instrucciones sobre el propio equipamiento que deben llevar los terroristas callejeros donde instruyen cómo actuar. Antes de empezar, recomiendan que “la capucha es indispensable” y “llevar apuntados en los brazos los números de teléfono de abogados y amigos para comunicar un posible arresto”.

Cócteles molotov y clavos retorcidos

Entre el tipo de material necesario recomiendan llevar cascos, guantes, mascarillas, tapones para los oídos, capuchas, martillos, materiales inflamables, petardos, hondas, tirachinas, y  tuercas tornillos o monedas para arrojar a la Policía. También clavos retorcidos para la retirada en caso de que carguen los antidisturbios.

Manual Bloque Negro de terrorismo callejero para el 1-O
Material utilizado para atacar a los antidisturbios de cara al 1-O

El manual incluye enlaces de vídeos sobre técnicas de reducción policial y también instrucciones sobre cómo hacer frente a un ataque químico. Asimismo, enseñan a neutralizar bombas lacrimógenas, replegándose, protegiéndose el rostro y también a devolverlas.

Otra de las enseñanzas de los alevines de terroristas es la de cómo hacer frente a cargas policiales: “Nunca correr hacia las paredes buscando espacios abiertos para evitar ser acorralados” e incluso cómo “proteger el bazo si uno es derribado en el suelo”.

Finalmente, el cuadernillo de ‘Bloque Negro’ también instruye sobre cómo proceder si se es identificado y detenido,  y los principales derechos que tienen si se les aplica la ley antiterrorista. Entre las recomendaciones: no testificar y pedir el hábeas corpus.

 

Últimas noticias