España

Netflix estrena un documental sobre ETA en el que el terrorista Otegi es el héroe

Las redes sociales arden contra Netflix tras la publicación de un documental sobre la ETA, en el que concluyen que Jesús Eguiguren, ex presidente del PSOE vasco, y el terrorista Arnaldo Otegi fueron los que acabaron con la banda terrorista. Tanto desde la asociación “Voces contra el Terrorismo” como víctimas independientes han criticado con fuerza el reportaje, y las redes sociales han comenzado una campaña de boicot contra Netflix, creando incluso el hashtag #BoicotNETFLIX.

José Alcaraz Martos, presidente de “Voces contra el Terrorismo” que perdió en 1987 a su hermano y dos sobrinas en un atentado de la ETA, ha sido una de las voces más críticas con el documental; hasta el punto de hablar de un tratamiento de “blanqueo” que, bajo su punto de vista, Netflix está dedicando a la banda terrorista. De este modo, Alcaraz ha optado por cancelar su suscripción con la plataforma y lanzar el siguiente tuit: “Quien blanquea a los asesinos de mi familia no merece mi dinero ni el de una sociedad digna”.

El polémico documental se titula “El fin de ETA”. Está dirigido por Justin Webster y basado en un guión de los periodistas Luis Rodríguez Aizpeolea y José María Izquierdo. Los autores del mismo tratan de presentar una conclusión que para los ojos de las víctimas es “falsa”, ya que ponen al terrorista Arnaldo Otegi como la persona que “acabó con ETA”.

Las víctimas de la banda terrorista, además, creen que la plataforma está “provocándoles” al anunciar una próxima película de comedia, “Fe de erratas”, que la dirigirá Borja Cobeaga y que tratará de un grupo de etarras atrincherados en un piso que esperan una llamada para pasar a la acción… pero la llamada nunca llega.

José Alcaraz Martos, la víctima que ha comenzado el boicot en redes sociales, ha declarado a OKDIARIO que llegó a ver “un trozo” del documental y “obviamente hay muchas equidistancias” por lo que dejó de verlo inmediatamente. “Pero es que después de esto Netflix pretende hacer una comedia sobre ETA, algo que me parece humillante”, señala asombrado Alcaraz.

“La verdad es que me ha sorprendido la repercusión que está teniendo. De hecho, estoy recibiendo muchos mensajes con pantallazos de gente que está cancelando su suscripción con Netflix, igual que lo he colgado yo”, declara el presidente de “Voces contra el Terrorismo”.

Preguntado sobre si ve normal la gran repercusión que está teniendo el boicot, Alcaraz dice que lo ve “normal”, porque “a nadie se le ocurriría hacer una parodia sobre Marta del Castillo, o de José Bretón, o de las mujeres maltratadas… Creo que es muy desafortunado y va siendo hora de analizarlo, porque si no auguro un oscuro futuro”.

No podemos tomar medidas legales contra Netflix porque no tenemos medios, lo único que podemos hacer es algo de presión mediática”, concluye un lamentado Alcaraz.  Este periódico, por cierto, ha tratado de contactar con Netflix España, sin éxito.