licita un concurso

Yolanda Díaz se gasta más de un millón de euros en analizar si sus políticas activas de empleo funcionan

Yolanda Díaz
Yolanda Díaz y Pedro Sánchez.

El Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), organismo dependiente del Ministerio de Trabajo que dirige Yolanda Díaz, ha licitado un contrato con un coste estimado de 890.000 euros -1,07 millones con el IVA- para analizar si sus políticas activas de empleo para el periodo 2021-2024 funcionan y sirven para que los ciudadanos mejoren sus capacidades laborales y encuentren empleo. La duración del contrato es de tres años e incluye un informe de cada uno de los cuatro planes anuales del periodo a analizar.

Díaz señala en la memoria justificativa de la licitación que «es necesaria la evaluación de la Estrategia Española de Activación para el Empleo -aprobada el año pasado- y de los Planes Anuales de Política de Empleo para que estos instrumentos funcionen de forma adecuada». «Sin embargo, el SEPE no dispone de los medios materiales y personales necesarios para realizarla, por lo que se propone la contratación de este servicio por un importe de 890.000 euros, IVA excluido; la duración del contrato será desde su formalización hasta la entrega de la Evaluación final de la Estrategia 2021-2024, que previsiblemente será en marzo de 2025, y sin posibilidad de prórroga», justifica.

Una de las medidas más polémicas de la estrategia propuesta por Díaz fue la de que cada parado fuera atendido de «manera personalizada» por el SEPE y que se prestara un servicio «individualizado» a los empleadores. Se da la circunstancia de que los sindicatos del SEPE han estado a punto de convocar una huelga por la falta de personal y por la negativa incluso de Díaz a abonarles las horas extra trabajadas. El colapso del SEPE ha sido habitual durante los ERTE y en meses posteriores por la falta de personal cualificado y por la negativa de Díaz a ampliar la plantilla pese a que el SEPE ha perdido 10.000 efectivos por jubilaciones en los últimos años.

7.000 millones de euros

El Gobierno se va a gastar este año más de 6.400 millones de euros -una cifra similar a la de 2021- en las llamadas políticas activas de empleo, las diferentes acciones del SEPE que buscan la creación de puestos de trabajo para las personas que están en el paro mediante, por ejemplo, cursos de formación. Precisamente, sumando otros 1.000 millones de fondos para formación, el presupuesto final de este año para estas políticas es de más de 7.500 millones de euros. El Gobierno presumió de que se trataba de la mayor cifra de la historia.

Sin embargo, tradicionalmente, las personas que encuentran empleo gracias a la intermediación del SEPE son sólo el 2% del total de los trabajos que se crean anualmente en el país, unas 300.000 cada ejercicio, según los datos que publica el Instituto Nacional de Estadística (INE) a partir de las cifras de la EPA. La cifra del 2% se repite desde hace varios años, incluido 2020, año de la pandemia, ya con Díaz al frente del Ministerio. En cambio, las Empresas de Trabajo Temporal (ETT) suelen encontrar empleo a casi el doble de personas que el SEPE, más de 500.000 en el año 2020. Mientras, el número de parados en la actualidad sigue por encima de los tres millones y el número de parados de larga duración y que solicitan la renta de 420 euros ha aumentado en lo que va de año y ya supera los 756.000.

Lo último en Economía

Últimas noticias