Jubilación

Una paga que no compensa los casi 50 euros que Sánchez le ‘birla’ a los jubilados cada mes

planes pensiones deuda
Planes de pensiones como ahorro para la jubilación.

El presidente del Gobierno lo ha vuelto a hacer. Una vez más, Pedro Sánchez ha sacado pecho de una de sus reformas. En este caso, el socialista ha afirmado que las previsiones son “volver a llenar la hucha” justo un día después de que el Consejo de ministro aprobase una engañosa reforma de las pensiones que le quita casi 50 euros al mes a cada jubilado. Esto se debe a que el Real Decreto que las modifica incluye una subida para las prestaciones contributivas del 2,5%, mientras que las mínimas y las no contributivas se incrementarán en un 3%, de acuerdo con los Presupuestos Generales del Estado para 2022.

Sin embargo, el mecanismo no indexa las prestaciones a la inflación de noviembre, sino que vincula las pensiones al IPC medio entre diciembre de 2020 y noviembre de 2021. De esta forma, la pensión media de jubilación sube hasta los 1.245,90 euros mensuales. De haberse aplicado una subida acorde al incremento de la vida, es decir, del 6,5% tal y como cerró el IPC el año pasado, la nómina media alcanzaría los 1.293 euros, lo que supone una pérdida de poder adquisitivo de 48 euros al mes.

Subidón del coste de la vida

Mientras que la nueva reforma de las pensiones limita el aumento al 2,5%, el coste de la vida ha crecido ese 6,5%, por lo que el mecanismo obvia el hecho de que la inflación en España se encuentra en máximos de 30 años. Este es el mismo porcentaje empleado para calcular la “paguilla” con la que el Gobierno ha compensado a los pensionistas por la diferencia entre las previsiones de inflación realizadas a finales de 2020 y el IPC de 2021.

En cualquier caso, el resultado es que los jubilados pierden poder adquisitivo. En cifras reales, para un pensionista que cobra alrededor de 700 euros al mes, la pérdida anual de poder adquisitivo será de 28 en cada nómina, es decir 392 euros al año, al multiplicar el primer importe por 14 pagas, incluidas la extra de julio y diciembre. Por su parte, un jubilado que cobra 1.700 euros deja de ingresar 68 euros mensuales, 952 euros al año.

La situación puede ser especialmente acuciante para aquellos jubilados que viven en el umbral de la pobreza, con pensiones mínimas de unos 500 euros al mes, y pasan penurias económicas para hacer frente a una factura de la luz cada vez más cara.

Lo paradójico es que Sánchez ha asegurado que el sistema “tiene presente y futuro” ante unos jubilados de Alcalá de Henares a los que les ha explicado su reforma, que no sólo afecta a los más mayores, sino a todas las personas que reciben prestaciones contributivas de la Seguridad Social, las clases pasivas, las no contributivas, las prestaciones por hijo a cargo y quienes reciben el Ingreso Mínimo Vital.

Mientras que Sánchez alardea de su reforma, el Gobierno resta poder adquisitivo a los pensionistas. En enero, el Ejecutivo destinó 10.745,39 millones de euros a pagar estas prestaciones, la mayoría, 7.758,14 millones, fueron para el abono de las pensiones de jubilación.

Lo último en Economía

Últimas noticias