Motor

Volkswagen quita a Seat Martorell la producción de motores eléctricos para llevarla a Hungría

Seat Martorlel
La planta de Componentes de Seat

Volkswagen ya tiene destino definitivo para la producción de los motores eléctricos. La planta húngara de Audi en Györ es la elegida por el fabricante automovilístico para fabricar el corazón de los coches urbanos de cero emisiones a partir de 2025 en detrimento de Seat Martorell que tendrá que buscar otra opción para los más de 1.000 trabajadores de la planta de componentes. Una decisión, confirmada por fuentes cercanas al proceso en conversaciones con este diario, que aún tiene que aprobar el Consejo de Supervisión -en el que se encuentra el sindicalista de UGT Matías Carnero-, pero que se anunciará en las próximas semanas desde Wolfsburgo.

«Desde finales del mes de enero, Volkswagen trasladó su intención de adjudicar la producción de motores eléctricos a la planta húngara de Audi en Györ, lo que dejaría a la fábrica de componentes que Seat tiene en el Prat de Llobregat sin proyecto a partir de 2025, ya que las cajas de cambio que produce son para vehículos de combustión», explican las citadas fuentes. Además, confiesan que «en esta compañía cuando toman una decisión es muy raro que la cambien y en el radar sólo estaba Hungría desde el principio con el objetivo de diversificar las adjudicaciones y el futuro de las distintas plantas que el Grupo Volkswagen tiene en Europa».

Una resolución que fuentes de la sección sindical de CCOO en Seat no comprenden. «La adjudicación de los motores urbanos para la planta de Audi en Hungría supondrá un gasto extra para la compañía a la hora de trasladar los motores eléctricos urbanos hasta España y sería más sencillo, infinitamente más sencillo, su producción en el Prat de Llobregat», explican a este diario.

Nuevas adjudicaciones

Un total de 155.000 metros cuadrados, de los que 85.765 pertenecen a talleres, corresponden a la planta de Seat Componentes en el Prat de Llobregat en la que se fabrican cajas de cambio MQ281 y MQ200. Unas instalaciones para las que Seat ya está buscando otras alternativas tras despedirse de la producción de motores eléctricos -tal y como avanzó ‘La Tribuna de la Automoción’- y así evitar que más de 1.000 trabajadores se queden en la calle por la llegada del coche de cero emisiones a Martorell. Sin embargo, las citadas fuentes no han querido desvelar porque proyectos lucha la planta catalana.

Otra de las adjudicaciones que está en el aire es la de la planta de baterías. El Grupo Volkswagen aún no ha confirmado de forma oficial si finalmente será Valencia, Extremadura, Aragón o Cataluña, no obstante todas las quinielas apuntan a que será Sagunto la elegida para albergar la fábrica de celdas, tal y como avanzó OKDIARIO.

Impacto en el empleo

Tras la adjudicación de los vehículos eléctricos compactos para Martorell y SUV eléctricos para Landaben, el futuro de las factorías está 100% asegurado, pero no el empleo al caer el número de horas empleadas en ensamblar las unidades. Los sindicatos de Seat ya avisan de que el ensamblaje de los cero emisiones provocarán una reducción del 30% del empleo en la planta catalana -incluyendo en el saco a los proveedores-. Un impacto que se traduce en casi 3.000 trabajadores menos.

Lo último en Economía

Últimas noticias