tras las presiones de Moncloa por priorizas la planta de Martorell

Volkswagen castiga a Navarra: la producción del eléctrico llegará dos años antes a Cataluña

La planta de Volkswagen Navarra en Landaben
La planta de Volkswagen Navarra en Landaben

El consejero delegado de Volkswagen, Herbert Diess, ha confirmado que las plantas del grupo en España producirán vehículos de ‘cero emisiones’. No obstante, el directivo alemán se ha tomado al pie de la letra las instrucciones de Moncloa de priorizar Cataluña frente a Navarra y la producción de los nuevos modelos llegará dos años antes a la planta de Martorell. A partir de 2025, Seat ensamblará los vehículos eléctricos compactos y Volkswagen los SUV eléctricos a partir de 2027, según han confirmado fuentes cercanas a la situación en conversaciones con este diario.

«La llegada de los nuevos modelos eléctricos para la planta de Volkswagen en Landaben -el futuro SUV eléctrico Volkswagen ID.2 y el Skoda ID.1- no tendrá lugar hasta el 2027, dos años más tarde que a Cataluña -donde se ensamblará a partir de 2025 los modelos del proyecto smallBEV de Cupra-, lo que podría tener un impacto directo en el empleo de la planta provocando que, a la espera de la llegada del eléctrico, se hagan contratos de relevo en la plantilla», explican las citadas fuentes.

Además, calculan que «esta situación dejaría en el aire el empleo de 2.500 trabajadores en Navarra, lo que se traduce en el 50% de los puestos de trabajo de Landaben, motivado por el bajo nivel de ensamblajes que pasaría a registrar la factoría ante la caducidad industrial de los modelos que en la actualidad se producen en las líneas de montaje».

Tal y como avanzó OKDIARIO, Moncloa -que gestó una reunión entre Sánchez y Diess en la que puso encima de la mesa 1.500 millones de euros para centrar la inversión en electrifición de la planta catalana de Martorell- presionó a Volkswagen para priorizar Cataluña frente a Navarra para la producción del eléctrico. Lo cierto es que así ha sido, no sólo por las fechas del inicio de la inversión si no también por los modelos adjudicados y el número de coches que se prevén ensamblar.

Diess, a la espera de las ayudas

Sánchez le prometió -en la famosa reunión citada anteriormente- a Diess 1.500 millones de euros de los 2.000 millones que va invertir Volkswagen para electrificar Martorell y Landaben a través del Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica (PERTE) del vehículo eléctrico y conectado. No obstante, según fuentes de la Comisión Europea (CE), estás ayudas no llegarán hasta septiembre de 2022, lo que preocupa desde Wolfsburgo.

El grupo Volkswagen, que tiene previsto fabricar un vehículo eléctrico compacto en la planta de Martorell (Barcelona) y un todocamino eléctrico en la planta de Landaben (Navarra) a partir de 2025, tomará la decisión final dependiendo de las condiciones y de los incentivos gubernamentales. «La decisión final depende de las condiciones generales y de la ayuda pública», ha aclarado el consejero delegado del grupo Volkswagen, Herbert Diess.

Un escenario que pone en juego la llegada de las adjudicaciones prometidas por la compañía si otro país, como podría ser República Checa -donde históricamente se ha producido Skoda, marca que quieren empezar a fabricar en Landaben-, ofrece mejores condiciones para la electrificación de sus plantas.

En concreto, las inversiones orientadas a los próximos años se centrarán principalmente en la electromovilidad y la digitalización, que representarán por primera vez el mayor porcentaje de las inversiones totales de 159.000 millones de euros, concretamente un 56% (89.000 millones de euros).

Lo último en Economía

Últimas noticias