Telefónica

Telefónica, Vodafone y Orange: la guerra del fútbol acaba sin un claro ganador

television pago
Televisión de pago (Foto: iStock)

Telefónica gana 101.000 abonados a la televisión de pago pero mantiene planos sus ingresos mientras suben sus gastos

Orange consigue 46.000 abonados netos más y también reduce sus ingresos trimestrales

Vodafone, que no compró el fútbol, pierde 66.000 clientes de televisión, caen ingresos y ebitda, pero su negocio mejorará al eliminar esos costes

"Tenemos más clientes de HBO que de fútbol". Con esta frase zanjó este martes el consejero delegado de Vodafone, Antonio Coimbra, el debate sobre si la operadora británica había acertado con su estrategia de no comprar los derechos del fútbol y limitar su oferta de televisión de pago a las series y las películas. "Pero ya de antes de la batalla de este verano", insistió Coimbra.

Vodafone, como Telefónica y Orange, defiende su estrategia en la guerra del fútbol de este verano como la correcta. Y lo hace con dos argumentos. Primero, las encuestas internas entre los clientes sobre los contenidos que le hacen decidir sobre una oferta de televisión y otra. Según Coimbra, el 55% pide series premium, el 40% cine y entre un 15%-20%, fútbol.

Segundo, el coste. "A nosotros nos cuesta un cliente de fútbol 980 euros al año mientras que a nuestra competencia, solo 450 euros", señaló el consejero delegado de Vodafone. Esto es debido a que, según las reglas fijadas por la CNMC, el precio de reventa de estos derechos se mide por el número de abonados que tenga cada operador de televisión de pago. Vodafone tiene 1,3 millones y Orange, menos de 700.000.

Por eso, Vodafone defiende que no pagar por el fútbol y apostar por las series y el cine les favorecerá en el futuro. Cierto, dicen, que los ingresos han caído un 7% y el ebitda, un 7,5%. Pero el año que viene el ebitda de la compañía mejorará al no contabilizar ya como gastos 150 millones de euros el próximo año y 240 millones en 2020.

Además, según Coimbra, los 66.000 abonados a la televisión que se han perdido en este tercer trimestre -98.000 en el conjunto de los seis meses, de abril a septiembre- son los "futboleros de verdad, los clientes más gordos". "A partir del próximo año, cuando ya no tengamos nada de fútbol, ni siquiera los ocho partidos que damos ahora, los clientes que podamos perder serán los que menos ingresos generan porque les interesa menos el fútbol y están acogidos a alguna oferta", asegura.

Telefónica

Estos son los datos de Vodafone, 66 clientes de televisión menos -lo que arrastra a 69.000 clientes de fibra y más de 100.000 de líneas de móvil-. Pese a ello, confían en que los ingresos que pierden sean menores a lo que se ahorran en costes.

En Telefónica también defienden su apuesta. Han ganado 101.000 clientes de televisión, récord desde la compra de Digital Plus, lo que generará importantes ingresos en próximos trimestres. Pero los ingresos han subido solo un 0,1% por los efectos de la guerra comercial mientras los costes en contenidos han aumentado en 40 millones de euros respecto al tercer trimestre del año 2017.

¿Y Orange? La operadora francesa ha ganado 46.000 clientes netos en el trimestre, menos que Telefónica y menos que ellos mismos en el tercer trimestre de años anteriores. Defienden su estrategia aunque los ingresos también han empeorado porque el mercado está maduro y porque el 70% de sus abonados a televisión -685.000- tienen contratado el fútbol.

Finalizado el trimestre, éstos son los datos de la guerra del fútbol después de que las tres operadoras hayan protagonizado la batalla más encarnizada por el cliente. "No esperábamos que Telefónica fuera tan agresiva", dijo este martes Coimbra.

Lo último en Economía