Presupuestos para 2021

La subida de impuestos del Gobierno también castiga a pymes, autónomos y clases medias

medios
Pedro Sánchez, presidente del Gobierno

La subida de impuestos del Gobierno también castiga a pymes, autónomos y clases medias. Aunque el presidente Pedro Sánchez y su vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, han insistido por activa y por pasiva que la subida fiscal incluida en los Presupuestos Generales del Estado para 2021 castiga únicamente a las rentas altas y a las grandes compañías, las líneas maestras de las Cuentas Públicas para 2021 muestra también como los contribuyentes más modestos se verán afectados -de una manera o de otra- por el alza fiscal aprobada por el Consejo de Ministros.

Impuesto al diesel

Por ejemplo, uno de los castigos más claros para el contribuyente medio es la subida del impuesto al diesel, que afectará a más de 13 millones de vehículos, independientemente de la clase social. Concretamente, se ha aprobado la reducción de la bonificación que tenía este carburante para su equiparación con el gravamen de la gasolina. La excusa es el medioambiente, pero en realidad la medida tiene un claro objetivo recaudatorio.

Primas de seguros

Por otro lado, la subida de impuestos a las primas de seguros, que las empresas repercutirán en el precio que cobran a los clientes de seguros tan habituales como los de hogar o coche, también impactarán en el español medio y no sólo en rentas altas y empresas de gran tamaño.

Para empezar, la modificación sustancial del tratamiento fiscal del seguro afectará negativamente a las familias y empresas españolas. E impactará, indirectamente, sobre el sector asegurador, según explica Unespa. Esta industria representa un 5% del PIB y da empleo directo a más de 50.000 trabajadores.

El Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado prevé la subida de un 6% al 8% del tipo de gravamen del Impuesto sobre las Primas de Seguro. La medida afectará significativamente a familias y empresas al tratarse de un recargo externo a la prima de seguro.

Exactamente, el 95% de las familias españolas tiene alguna póliza contratada. Las más comunes son las de automóvil (79%), hogar (74%) y decesos (45%), según la Encuesta de Presupuestos Familiares. A esto se suma que cualquier empresa tiene contratados diversos seguros para el desarrollo de su actividad económica, desde los seguros de responsabilidad civil a los de robo o daños en sus instalaciones productivas. Es decir, que las pymes y el ciudadano de a pie se verán perjudicados y terminarán pagando más.

Subir el Impuesto sobre Sociedades también castiga a las pymes

Por otro lado, la propia patronal de las pymes, Cepyme, ha avisado que el alza del Impuesto sobre Sociedades aprobada por el Ejecutivo socialista castigará a las compañías más modestas del tejido empresarial español, aunque sea de una manera indirecta. «El incremento de cargas a las grandes empresas repercute también en la actividad de las pymes», especificaban en un comunicado que hacían público este martes tras la rueda de prensa aprobada en el Consejo de Ministros.

IVA bebidas azucaradas y edulcoradas

Otro de los impuestos que más claramente afectará a todos los españoles es el aumento del IVA a las bebidas azucaradas y edulcoradas, con el que el Gobierno pretende ingresar 340 millones de euros. Desde FIAB avisaban que esta medida “solo tiene un efecto recaudatorio que además va a impactar más gravemente a las rentas más desfavorecidas, las más afectadas por la crisis”.

“Con esta medida, que va a retraer de manera considerable el consumo, el Gobierno demuestra también una gran falta de sensibilidad con un sector como el de la hostelería, gravemente afectado por la pandemia”, explicaba el director general de la Federación Española de Industria de Alimentación y Bebidas, Mauricio García de Quevedo.

¿Cuáles son las subidas de impuestos previstas?

Estas son las principales subidas de impuestos previstas por el Gobierno, aunque puede haber más en los próximos meses si las cuentas siguen sin cuadrar:

– IRPF: El Impuesto de la Renta sobre Personas Físicas (IRPF) sube dos puntos para las rentas del trabajo de más de 300.000 euros, que pasarán de un tipo marginal del 45% al 47%. Además, el IRPF subirá tres puntos para las rentas de capital de más de 200.000 euros, desde el 23% al 26%.

– Impuesto de Patrimonio: El Gobierno ha aumentado un 1% el impuesto para patrimonios de más de 10 millones de euros. Este impuesto está transferido a las Comunidades Autónomas.

– Impuesto de Sociedades: Los Presupuestos de 2021 también limitan las deducciones en el Impuesto de Sociedades. Los grandes grupos empresariales verán limitadas las exenciones de dividendos y plusvalías de sus filiales en el exterior.

– Socimis: Se fijará una tributación mínima del 15% que se aplicará sobre los beneficios no distribuidos de las socimis (Sociedades Anónimas Cotizadas de Inversión Inmobiliaria).

–  Diesel: Se modifica el impuesto de hidrocarburos reduciendo la bonificación fiscal del diésel. De esta manera, el tipo impositivo pasa a 34,5 céntimos el litro, frente a los 30,7 céntimos actuales, aún por debajo de los 40,07 céntimos con que está gravado el consumo de gasolina. La medida afectará a más de 13 millones de vehículos, pero excluye al gasóleo profesional.

– Planes de pensiones: El proyecto de Presupuestos Generales del Estado de 2021 incorpora un recorte hasta 2.000 euros de la aportación máxima de los planes de pensiones individuales con derecho a deducción en el IRPF, desde los 8.000 euros actuales, mientras que en el caso de las planes de empresas se eleva la aportación máxima de 8.000 a 10.000 euros.

– IVA bebidas azucaradas: El IVA a las bebidas azucaradas y edulcoradas sube desde el 10% actual al 21%. La decisión del Gobierno ha suscitado muchas críticas entre los representantes de toda la cadena de valor alimentaria.

-El Gobierno también ha creado un impuestos sobre los envases de plástico de un solo uso. Este impuesto nace, según el Ejecutivo, para atender las recomendaciones de la Comisión Europea en materia de fiscalidad medioambiental.

– Estos cambios impositivos se suman al Impuesto sobre Determinados Servicios Digitales y el Impuesto sobre Transacciones Financieras, conocidos como tasas ‘Google’ y ‘Tobin’ aprobadas recientemente por el Parlamento. Con la ‘tasa Tobin’, el Gobierno prevé recaudar 850 millones de euros anuales, al gravar con un 0,2% las operaciones de adquisición de acciones emitidas en España de empresas cotizadas cuya capitalización bursátil sea superior a 1.000 millones de euros. No se gravará la compra de acciones de pymes y empresas no cotizadas.

Por su parte, la ‘Tasa Google’ gravará aquellas empresas con ingresos anuales totales de, al menos, 750 millones de euros y con ingresos en España superiores a los 3 millones de euros, dirigiéndose a servicios de publicidad en línea, servicios de intermediación en línea y la venta de datos generados a partir de información proporcionada por el usuario durante su actividad o la venta de metadatos.

Lo último en Economía

Últimas noticias