Motor

Stellantis, el fabricante de Peugeot, Citröen y Opel, contrata a 1.200 trabajadores en España durante la pandemia

Stellantis, el fabricante de Peugeot, Citröen y Opel, contrata a 1.200 trabajadores en España durante la pandemia
Stellantis.

Stellantis España ha conseguido esquivar la pandemia. El grupo automovilístico fruto de la fusión entre PSA y Fiat Chrysler Automobiles ha contratado a casi 1.200 trabajadores en sus plantas de Vigo, Zaragoza y Madrid a pesar de los efectos derivados de la crisis del coronavirus en el sector de la automoción. ¿El objetivo? Evitar un hundimiento de la producción en las factorías españolas por el parón de más de dos meses a consecuencia del estado de alarma.

Así lo han confirmado fuentes de la compañía a este diario, que aseguran que «las plantas de Stellantis en España no se han visto gravemente afectadas por la pandemia, ya que han cerrado 2020 con la producción de 915.000 unidades lo que se traduce en un 1,6% menos en relación al 2019 cuando se ensamblaron 930.000 vehículos». Además, destacan que la evolución de la producción en los últimos meses ha llegado al fabricante automovilístico a decir adiós en septiembre al expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) -como avanzó OKDIARIO- e incluso a la contratación de personal.

La última en incorporar un nuevo equipo de trabajo ha sido la planta de Stellantis -antigua PSA- en Madrid que activará el turno de tarde el próximo 15 de febrero, con 308 nuevos trabajadores eventuales a tiempo parcial que se suman a los 1250 trabajadores que ya operan en la factoría del grupo franco-ítalo-americano para hacer frente al incremento de la demanda del mercado europeo.

Además, de estos 308 nuevos trabajadores, algo por debajo de  lo estimado inicialmente por el director de la fábrica, Eric Brochard, Stellantis también ha anunciado que 25 eventuales pasarán a ser indefinidos para reforzar una plantilla que ha trabajado todos los sábados de enero —excepto el 9 por los problemas del temporal— y que también tendrá que acudir a la planta de Villaverde el 6 y el 13 de febrero.

Un aumento de empleados que se debe a las ambiciosas previsiones de producción del grupo para la planta madrileña que prevé cerrar 2021 con 92.000 unidades ensambladas de los modelos Citroën C4 y ë-C4 pese a los efectos derivados de la crisis del coronavirus en el sector de la automoción que ha provocado un hundimiento de las matriculaciones del 24% en 2020 en Europa con España a la cabeza de los desplomes.

Stellantis contrata 250 trabajadores

La primera en hacerlo fue la factoría de Zaragoza. La planta del fabricante automovilístico que ensambla el Opel Corsa, el Opel Crossland X y el Citroën C3 Aircross contrató a 250 trabajadores para reactivar el turno de noche al completo con el objetivo de poner a pleno rendimiento. Un escenario que se produce tras el impacto de la crisis del coronavirus en la industria del automóvil, que tras tres meses de parón vuelve a reconquistar los niveles fabricación previos a la pandemia.

Esta contratación provocó que la factoría de Zaragoza recuperará la producción previa a la pandemia hasta superar el nivel de los 2.000 vehículos al día. Una noticia que se traduce en la confirmación del buen comportamiento comercial del grupo en los últimos meses, pero no descartan ningún escenario ya que siguen de cerca la evolución de pandemia para adaptar la producción a la demanda y los efectos de la falta de abastecimiento de semiconductores a nivel mundial.

No obstante, la planta de Figueruelas ha tenido que prescindir de jornadas de trabajo durante este fin de semana por falta de suministros. En concreto, la factoría ha sufrido una falta de suministro de componentes que ha hecho que se cancelase el turno productivo de noche del viernes, 29 de enero; el de el sábado, 30 de enero, de mañana, y se produjese un parto técnico el domingo, 31 de enero, en el turno de noche. Todos ellos en las dos líneas con las que cuenta la planta.

Nuevo turno en Vigo:600 contracciones

Stellantis -antigua PSA- ha realizado contrataciones en sus tres factorías. La planta de Zaragoza siguió la estala de Vigo que desde el mes de agosto ensambla a pleno rendimiento por el aumento de la demanda en Europa del Peugeot 2008. Un escenario que obligó al fabricante automovilístico franco-ítalo-americano a contratar a 600 profesionales hasta alcanzar los 7.500 trabajadores para operar por primera vez en su historia los dos sistemas de ensamblaje con cuatro turnos -mañana, tarde, noche y fin de semana-.

La compañía tenía previsto incorporar el cuarto equipo del Sistema 1 en el mes de marzo, pero esta decisión se frustró debido al cese de actividad motivado por el impacto de la crisis del coronavirus. Una vez retomada la actividad y ante la confirmación de los altos volúmenes del Peugeot 2008 que demanda el mercado, la implantación se producirá en octubre.

Lo último en Economía

Últimas noticias