Sony se estampa con sus resultados por la devaluación de su división de cine

Sony
Foto: GETTYIMAGES

Sony ha reducido su beneficio neto entre abril y diciembre de 2016 en un 80,7%, hasta los 375 millones de euros. La apreciación del yen y la devaluación de su unidad de negocio dedicada al cine han arrastrado las cifras de la compañía. “El fortalecimiento que ha venido sufriendo su divisa con respecto al Euro y al Dólar, ha venido afectando de manera superlativa la rentabilidad de la compañía”, comenta a OKDIARIO Borja Matilla, analista de Hanseatic Brokerhouse.

Los tres primeros trimestres de su ejercicio fiscal, su beneficio por actividad ordinaria (EBITDA) cayó un 59,5%, hasta los 1.347 millones de euros. Su beneficio operativo retrocedió un 49,8 %, hasta los 1.598 millones de euros, teniendo en cuenta que su facturación se vio recortada en un 9,3% hasta los 46.804 millones de euros.

Sara Carbonell, de CMC Markets, indica que los resultados de Sony han sido “peor de lo esperado”. Algunos activos de la empresa han sufrido un deterioro importante, como ha sido el caso de la división de cine valorado en unos 7.912 millones de euros, según la propia compañía tecnológica. Carbonell cree que deberá reinventarse, “dado que el negocio del cine está perdiendo fuelle, especialmente la venta de DVDs (ya que vender la división no se lo plantean)”.

En lo que respecta al trimestre octubre-diciembre, el beneficio neto de la empresa con sede en Tokio fue un 83,7% menor que en el mismo periodo de 2015 hasta situarse en 161 millones de euros al tiempo que su ebitda fue de 544 millones de euros, un 65,7% interanual menos. “Aún falta un trimestre, dado que su año fiscal termina el 31 de marzo, podría ayudarle una depreciación del yen (dependerá de las políticas de Donald Trump), pero las perspectivas ya han tenido que ser revisadas a la baja”, aclara la analista de CMC Markets.

Por su parte, Matilla apunta que las previsiones para el cierre del año “no son mejores por lo que sus analistas pronostican una reducción considerable del beneficio”. No obstante, desde Hanseatic Brokerhouse comentan “los inversores no han retirado por completo en la compañía ya que a grandes rasgos, el año 2016 se puede considerar como año con sesgo alcista”.

Últimas noticias