HOGAR

La silla más barata de Ikea perfecta para las cocinas con poco espacio

La silla más barata de Ikea
La silla más barata de Ikea

Una cocina pequeña tiene que ser una cocina aprovechada. En las cocinas en las que cada rincón cuenta, es importante tener muebles funcionales, pequeños y adaptados a las necesidades del espacio, así se podrá aprovechar al máximo cada metro. La silla más barata de Ikea es perfecta para las cocinas con poco espacio que necesitan aprovechar cada rincón disponible y hoy te contamos todas las características.

Las cocinas son una de esas estancias donde más cosas acumulamos y en las que más vida hacemos, esto hace que si contamos con una cocina pequeña, pueda resultar difícil organizar todos los elementos para optimizar al máximo cada rincón. Esta silla del Ikea está pensada para resolver todos esos problemas de espacio que te traen más de un dolor de cabeza.

La silla Gunde es una silla minimalista que combina detalles blancos y metal para ofrecer un asiento práctico y perfecto para cocinas que no tienen mucho espacio. Es totalmente plegable, así que puedas desplegarla solamente cuando la necesitas y que no ocupe espacio de más cuando no la uses. Además, está disponible por solo 9 euros, un precio de escándalo para una silla práctica y funcional.

La silla más barata de Ikea

También está disponible en negro, así que puedes escoger la que mejor quede con tu cocina o incluso combinarlas, aquí ya decides tú. Será un añadido perfecto para poder comer en la cocina o contar con sillas de más cuando vengan invitados.  Su diseño minimalista y actual consigue que sea fácil de guardar y a la vez, fácil de limpiar, se mantendrán impolutas por mucho tiempo y ante cualquier mancha, solo deberás pasarle un trapo para que quede como nueva.

Tiene muchas ventajas aparte de su estética, ya que es ligera pero resistente a la vez, y si no tienes ningún rincón donde dejarla, puedes colgarla en la pared con el asa que ya incorpora su respaldo. Son fáciles de guardar y su sistema de plegado hace que no ocupen demasiado espacio, quedan rectas y estables. ¡Ni te enterarás de que están allí!

Son un complemento de lo más práctico y económico para contar con unas sillas bonitas y actuales sin perder metros en el intento. Es por eso que mucha gente ya las ha incorporado en su vida diaria, sobre todo para reuniones imprevistas donde seguramente necesitamos sillas de más. Así no tendrás que tener sillas que no utilices en tu día a día colocadas en la mesa, ocupando un espacio que podrías dedicar a otra función.

¿Qué te parece la silla más barata de Ikea? Es perfecta para las cocinas que cuentan con poco espacio por su funcionalidad. Sus colores neutros quedarán bien con todo y con lo ligeras que son, no te costará nada plegarla y volverla a guardar cuando no la necesites. Lo mejor es que consigues toda esa comodidad por solo 9 euros, así podrás tener un pack de 4 sillas por menos de 40 euros. Seguro que serán un producto estrella en Ikea este verano, es un básico de esos que es mejor no dejar escapar.

 

 

Lo último en Economía

Últimas noticias