La Seguridad Social registra un saldo positivo de 3.225 millones hasta abril

Seguridad Social
Magdalena Valerio, ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social. (Foto: EFE)
  • Europa Press

La Seguridad Social registró un saldo positivo de 3.225,69 millones de euros en los cuatro primeros meses del año, cifra equivalente al 0,26% del PIB, ha informado este martes el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social.

El superávit registrado por la Seguridad Social hasta abril es resultado de unos ingresos no financieros de 49.457,42 millones de euros (+9,71%), frente a unos gastos de 46.231,73 millones de euros (+10,48%).

Según explica Trabajo, en 2019 se ha producido un cambio de criterio de la imputación presupuestaria de determinados gastos de noviembre y diciembre de 2018 asociados a la recaudación, "lo que ha determinado que dichos gastos se imputasen al ejercicio 2018, a pesar de haberse devengado en 2018".

De hecho, apunta que para establecer una comparación homogénea con el ejercicio anterior se tiene que tener en cuenta que hasta abril de 2019 se han imputado 1.324,36 millones de euros de gastos devengados en los meses de noviembre y diciembre de 2018, correspondientes al pago delegado de incapacidad temporal a la aportación por parte de las mutuas colaboradoras al sostenimiento de los servicios comunes, y que deben disminuirse en 2019.

44.907 millones

Todo esto hace que el importe total de gastos del primer cuatrimestre del año ascienda a 44.907,37 millones de euros. Según Trabajo, hay que tener en cuenta que hasta abril de 2018 aún no se había aplicado la revalorización adicional de las pensiones, que pasaron del 0,25% al 1,6% en general y al 3% en el caso de las pensiones mínimas.

En términos de homogeneidad, esto supone que el gasto acumulado en los cuatro primeros meses del año debe aumentarse en 371,61 millones más, por lo que se sitúa en los 42.216,51 millones de euros, un 6,37% más que respecto al mismo periodo del año anterior.

Así, el saldo positivo acumulado en los cuatro primeros meses del año ha ascendido a 4.550,05 millones de euros, en términos homogéneos, que es la diferencia entre unos derechos reconocidos netos por operaciones no financieras de 49.457,42 millones de euros y unas obligaciones reconocidas de 44.907,37 millones de euros.

En abril, del volumen total de derechos reconocidos, el 91,23% corresponde a las entidades gestoras y servicios comunes de la Seguridad Social y el 8,77% restante a las mutuas colaboradoras con la Seguridad Social. En cuanto a las obligaciones, el 92,19% ha sido reconocida por las entidades gestoras y el 7,81%, por las mutuas.

Los ingresos por cotizaciones se incrementaron 8,09% en comparación con el mismo trimestre del año anterior, hasta sumar 40.846,69 millones de euros, tras aumentar la cotización de los ocupados casi un 8,1% y la de los desempleados, un 8,44%.

La Seguridad Social prevé ingresar este ejercicio un total de 114.915,75 millones de euros en concepto de cotizaciones sociales. Hasta abril, los ingresos por cotización representan el 35,54% de lo previsto para todo el conjunto del año.

Transferencias

Por otro lado, las transferencias corrientes totalizaron 8.179,96 millones de euros en los cuatro primeros meses del año, un 19,57% más que las acumuladas a la misma fecha de 2018. Esta subida, según apunta el Ministerio, está motivada fundamentalmente por el cambio en el calendario de las transferencias del Estado a la Seguridad Social en concepto de complementos a mínimos.

Además, a finales de abril, se percibió un importe de 666 millones de euros en concepto de aportación del Estado para apoyar el equilibrio presupuestario de la Seguridad Social, que se estableció en la Ley de Presupuestos. Este importe no se había reconocido en el mismo periodo del año anterior, ya que esta Ley no se publicó hasta julio de 2018.

Los ingresos patrimoniales, por su parte, ascendieron a 16,13 millones de euros, con una disminución interanual del 56,17%, mientras que las tasas y otros ingresos alcanzaron los 405,9 millones de euros, un 0,67% menos.

El gasto

Según el Ministerio, las prestaciones económicas a familias e instituciones sumaron 43.445,63 millones de euros, cantidad un 9,44% superior a la del mismo periodo de 2018 y que representa el 93,97% del gasto total realizado por el sistema hasta abril.

Dentro de las prestaciones contributivas, las pensiones (invalidez, jubilación, viudedad, orfandad y a favor de familiares) alcanzaron un importe de 36.420,95 millones de euros, cifra un 7,08% superior a la de un año antes.

Las prestaciones por maternidad, paternidad y riesgo durante el embarazo supusieron 803,31 millones de euros, un 9,1% más que en los cuatro primeros meses del año pasado, mientras que el gasto en incapacidad temporal se elevó a 2.680,91 millones de euros, un 73,93% más que en igual periodo de 2018.

Por último, las prestaciones y pensiones no contributivas, incluidos los complementos a mínimos, ascendieron a 3.416,11 millones de euros (+4,18%), de los que 2.771,04 millones de euros fueron para pensiones no contributivas y complementos a mínimos y otros 645,07 millones millones para subsidios y otras prestaciones. De estos últimos, 520,56 millones correspondieron a prestaciones familiares.

Lo último en Economía

Últimas noticias

. . . . . . . . .