Fin de las rebajas de verano

El sector textil compensa la mala temporada con las rebajas pero cerrará el año con caídas

rebajas
El sector textil compensa la mala temporada con las rebajas pero cerrará el año con caídas (Foto: iStock)

Según las previsiones de Acotex, las ventas crecerán un 3,5% en verano

El aumento de facturación

Las rebajas veraniegas han terminado oficialmente y han dado un soplo de aire fresco al sector textil, que acumula una caída de la facturación del 4,5% hasta mayo. Según las previsiones que maneja la Asociación Empresarial del Comercio Textil, Complementos y Piel (Acotex), las ventas de junio, julio y agosto crecerán un 3,5% con respecto al mismo periodo de 2017.

El presidente de Acotex, Eduardo Zamácola, se muestra optimista y espera que las empresas de la industria sigan la estela de crecimiento esta temporada otoño-invierno. La asociación estima que la facturación crecerá entre un 3% y un 4%. Unas cifras que ayudarían a aminorar la caída anual y a compensar la balanza. “Cerraremos el año general con algo de caída o con break even (cubriendo gastos)”, asegura.

El presidente de Acotex, Eduardo Zamácola, subraya que la industria está sufriendo las consecuencias del ‘efecto Amazon’. “Antes se compraba la ropa y se guardaba en el armario para estrenar como una prenda exclusiva. Sin embargo, el ‘efecto Amazon’ hace que la gente tenga una necesidad de comprar inmediatamente”.

No sólo hablamos del consumismo compulsivo. La irrupción del e-commerce también ha empujado a las tiendas a acelerar los plazos de entrega y a internacionalizarse. Los consumidores quieren los productos que compran ‘para antes de ayer’ y esto obliga a invertir en la estrategia online a la par que se fomenta la omnicanalidad. “Hay que invertir en digitalizarse. Internet permite que una marca local de Burgos pueda vender en Londres y enviarlo en 24 horas. Es cierto que aumenta la competencia, pero puedes llegar a muchas más personas”.

Adecuar la oferta a la demanda

Para evitar las malas temporadas -aunque haya factores como el climatológico que se les escapa- el sector textil tiene que ponerse manos a la obra. Zamácola indica que los primeros deberes son adelantarse a los clientes para saber qué es lo que quieren y adecuar la oferta a la demanda.

“En este sector no estamos adecuando la oferta a la demanda. La colección de verano sale en enero-febrero. No tiene sentido que lancemos en invierno lo que nos vamos a poner en julio. De la misma manera ocurre con la colección de invierno: ahora hay abrigos en casi todas las tiendas y hace mucho calor. La gente no compra este tipo de prendas con calor”.

“Si no vendemos con descuento, no vendemos”

La clave: el data mining. Desde Acotex ponen en valor la importancia de conocer al consumidor para acercarse a lo que quiere.

Rebajas y descuentos todo el año

La fiebre por los descuentos no desaparece desde que el Gobierno de Mariano Rajoy aprobase la liberalización de las rebajas en 2012. Cada comerciante tiene absoluta libertad para decidir la duración del periodo de descuentos, que además, podrían hacerse durante todo el año -cuando antes estaban regulados y restringidos a dos periodos durante el año, verano e invierno-.

Las promociones o las prendas con Special Price (precio especial, con un porcentaje de descuento) están a la orden del día durante todo el año en las tiendas. Una práctica que critica Zamácola. “Es una barbaridad. Si no vendemos con descuento, no vendemos. Durante todo el año nos inventamos acciones para vender con descuento. Esta situación es insostenible para el sector porque necesitamos vender con más margen para tener beneficios”, advierte el presidente de Acotex.

Caída del comercio minorista

La Confederación Española de Comercio (CEC) ha afirmado que su esfuerzo en mantener puestos de trabajo y en la reducción de márgenes “no logra contener el fracaso de las rebajas”, tras constatar, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), que las ventas en el comercio minorista se han contraído un 0,6% en julio.

Según la CEC, los comercios contaban con una gran cantidad de stock acumulado, principalmente debido a la climatología que retrasó las compras, especialmente en textil, hasta bien entrado junio, si bien estas circunstancias no se han traducido en un aumento de la facturación en rebajas, empeorando incluso los datos del pasado verano.

“Desde la CEC creemos firmemente que esta situación es resultado de la política de descuentos continuados a lo largo de todo el año por parte de las grandes cadenas; los mayores perjudicados son las pequeñas tiendas multimarca del textil, que no tienen esa capacidad para ofrecer descuentos similares fuera de los períodos de rebajas”, ha denunciado la patronal.
El presidente de la CEC, Manuel García-Izquierdo, ha mostrado su confianza en que el próximo encuentro de la confederación con la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, sirva para que se tomen medidas urgentes que “reconduzcan esta difícil situación”.

Últimas noticias