La política interna de AXA obliga a dilatar al máximo los conflictos con otras aseguradoras

Sede de Axa en Madrid (Foto: AXA).
Sede de Axa en Madrid (Foto: AXA).

AXA dilata al máximo las aceptaciones en conflictos con otras aseguradoras. Así lo han confirmado a OKDIARIO varias fuentes, tanto de propios empleados de la compañía como de empresas de la competencia, que admiten que está «completamente demostrado» que la firma aseguradora lleva hasta la eternidad cualquier proceso.

Por política interna, AXA no reconoce de primeras la culpa de su asegurado, incluso cuando el propio asegurado dice tener la responsabilidad del incidente. Fuentes próximas a la compañía, sin reconocer directamente los hechos, admiten que «muchas veces el asegurado se confunde», motivo por el cual «pelean hasta el final» los conflictos. «Un asegurado puede decir que es culpable de un determinado accidente de coche, por ejemplo, por desconocimiento», continúan.

Fuentes de una de las principales aseguradoras de nuestro país explican a OKDIARIO que está «completamente demostrado que en AXA dilatan al máximo la aceptación en un conflicto», algo que secundan varios empleados localizados por este periódico.

Cabe resaltar, eso sí, que AXA siempre termina pagando si, efectivamente, su asegurado es el culpable del conflicto. «No es que no se pague, es que dilatan al máximo los procesos hasta que tienen que ejecutar el pago», continúan fuentes conocedoras.

Conflictos

AXA atraviesa momentos convulsos. A la caída de su cotización y de sus beneficios se suma ahora una huida masiva en el brazo inversor de la compañía. Y es que, a la anunciada salida de Andrea Rossi como director ejecutivo de Axa Investment Managers, hay que sumar las demás bajas que se están produciendo en la firma. Sin ir más lejos, Christof Kutscher, presidente de la junta directiva, también ha renunciado a su cargo y, con ellos, según ha podido OKDIARIO, «se van varios trabajadores».

El motivo de estas salidas, aunque no es oficial, pasa por distintos desencuentros a la hora de dirigir la estrategia de inversión en la compañía que han acabado con la paciencia de quien llevaba ejerciendo como CEO de AXA IM desde el año 2013.

La reestructuración, en este sentido, está resultando ser una odisea para la gestora de AXA, toda vez que para suplir a Rossi han suplicado al veterano Harlin, director general adjunto del grupo que hace apenas unos días anunciaba su retirada, para que no sólo se mantenga en el grupo, sino que coja las riendas del mismo.

Lo último en Economía

Últimas noticias