Peugeot reedita su icónico Ludix dotándolo de un ‘corazón’ eléctrico

Peugeot e-Ludix
e-Ludix

Peugeot avanza hacia las soluciones de movilidad respetuosas con el medio ambiente. A su amplia gama de coches híbridos y eléctricos, la marca francesa suma también las dos ruedas electrificadas. El Peugeot e-Ludix es un scooter que aúna los 20 años de experiencia de la marca del León en el segmento de las motos eléctricas, con la renovación de un modelo clásico, juvenil, adaptado a la ciudad y totalmente ecofriendly.

El e-Ludix tiene una batería y motor eléctrico suministrado por Bosch que le convierten en el compañero ideal de los urbanitas que quieren moverse con agilidad entre el bullicioso tráfico de las grandes ciudades, sin renunciar a unas prestaciones que le convierten en el vehículo ideal para el día a día.

Su batería de iones de litio, extraíble y que por tanto podemos cargar cómodamente en casa, otorga una autonomía de 50 km y una velocidad punta de 45 km/h. Junto con el motor Bosch otorgan al e-Ludix de un altísimo rendimiento y fiabilidad. La batería puede estar cargada en 3 horas al 80% de capacidad.

4 modos de conducción

El e-Ludix dispone de 4 modos de conducción que se pueden seleccionar a través de la pantalla del panel de instrumentos: el modo Boost permite obtener el rendimiento máximo del scooter. Durante la prueba pudimos comprobar su nervio en las salidas en parado; el modo Go permite exprimir al máximo la duración de la batería; mientras que el modo Cruise equilibra ambas opciones, dotando al e-Ludix de una gran autonomía sin renunciar a la agilidad del motor Bosch cuando se acelera a tope. Existe un cuarto modo de conducción que es el Crawl, que facilita, por ejemplo, movernos a velocidad muy reducida, en una zona de aparcamiento, por ejemplo, así como permitir al usuario ir marcha atrás con la moto facilitando su manejo en zonas estrechas, aceras, etc.

Entre los aspectos más destacados, la conducción de la e-Ludix, de tan sólo 88 kg de peso, es ágil y divertida. La moto responde a la perfección a los movimientos del conductor, lo que también la convierten en un scooter divertido de conducir e ideal para deshacerse del tráfico en la gran ciudad.

Quizás, como pega, el acceso a los intermitentes se hace complicado, el botón no está en un lugar fácilmente accesible –máxime si conduces con guantes, como me pasó a mí– y tampoco tiene una precisión del 100%, ya que cuando crees que ha retornado a la posición neutra puede que te hayas pasado y estés accionando el intermitente del lado contrario.

Pese a este detalle, el Peugeot e-Ludix se convierte en el compañero perfecto para aquellos que quieran desplazarse en trayectos urbanos, cortos y con el máximo respeto al medio ambiente.

Lo último en Economía

Últimas noticias