Acciones, fondos, venta de pisos...

Sánchez meterá un megasablazo a las rentas del capital: pasarán de tributar al 23% a hacerlo al 35%

Pedro Sánchez
Pedro Sánchez, presidente del Gobierno. (EP)

El sablazo fiscal que pretende implantar el PSOE no sólo se limitará a los tramos más altos del IRPF. El partido de Pedro Sánchez pretende aplicar también una fuerte subida al IRPF del ahorro. La medida se destinaría de nuevo a la rentas altas y con fuerte capacidad de invertir en bolsa o en otros productos de ahorro. Y la idea pasa por elevar el tipo máximo hasta el 35% para aquellos inversores que generan 50.000 € anuales en beneficios de sus ahorros.

En estos momentos los contribuyentes pagan un tipo del 19% en el IRPF por los primeros 6.000 euros de ganancias con el ahorro; un 21% en los siguientes 44.000 euros; y un 23% a partir del nivel de 50.000 de ganancias por rentas de capital o ahorro.

La propuesta base elaborada por Manuel Escudero para el PSOE sitúa este último tipo -el máximo- nada menos que en el 35%, con una escalada de 12 puntos de golpe.

Sánchez meterá un megasablazo a las rentas del capital: pasarán de tributar al 23% a hacerlo al 35%

Esta subida se sumaría al plan de elevar en cuatro puntos el tipo máximo general del IRPF: un plan que haría pagar a los contribuyentes de rentas altas un IRPF máximo del 49% por sus rentas del trabajo y un 35% por el ahorro.

“El tipo del ahorro se situaría en un 35%, lo que proporcionará una recaudación adicional de 1.375 millones de euros

“De los 27.000 millones de euros de base liquidable de capital declarados en el IRPF –estadística de los declarantes de IRPF, Agencia Tributaria-, aproximadamente el 40% se concentran en los contribuyentes con rendimientos de todo tipo superiores a 150.000 euros anuales”, argumenta el documento de los socialistas. La medida planteada para sacar fruto recaudatorio a esta situación consiste en “incrementar el tipo de gravamen del ahorro para los contribuyentes que obtienen más de 50.000 euros de base del ahorro y unas rentas totales superiores a 150.000 euros. De esta forma, se garantiza que sólo se eleva el tipo a contribuyentes cuyas rentas totales sean elevadas, sin afectar a clases medias y trabajadoras que obtienen alguna plusvalía ocasional, puesto que se excluirían expresamente”, destaca el documento.

“El tipo del ahorro, para estos sujetos pasivos, se situaría en un 35%, lo que proporcionará una recaudación adicional de 1.375 millones de euros”, añade el estudio de los socialistas que ha sido mencionado en las reuniones de los últimos días.

“Esta medida irá acompañada de cláusulas antielusión para evitar la interposición de sociedades o el uso abusivo de sistemas de diferimiento con la intención de impedir la aplicación efectiva de la nueva normativa”, añaden el PSOE.

Todo ello supondría una fuerte subida de impuestos para las rentas altas del IRPF justo cuando buena parte de Europa y el resto del mundo han iniciado una carrera fiscal precisamente para competir por la captación de estas rentas en base a reducir los impuestos: Austria, Hungría, Reino Unido o Estados Unidos son buena muestra de esta carrera fiscal por bajar los impuestos. Unos descensos a los que Pedro Sánchez quiere contestar subiéndolos.

Lo último en Economía

Últimas noticias