El PDeCAT derrocha en la independencia pero acumula retrasos en las nóminas de sus trabajadores

Artur Mas
Artur Mas. (Foto: EFE)

El PDeCAT atraviesa un delicado momento tras la constante retirada de apoyos que se está traduciendo en menos ingresos y por ende en serias dificultades económicas para los nacionalistas. Tanto es así, que fuentes próximas a Artur Mas reconocen a este periódico que acaban de pagar, ahora, la extra de Navidad.

Tales son los problemas, que los recortes de plantilla ya se están produciendo y, de hecho, muchos de los que se fueron en 2016 aún no han sido liquidados. El objetivo: seguir adelante con el menor gasto posible, para lo que se esperan más despidos que, de momento, no pueden realizar por falta de liquidez.

El Confidencial Digital asegura que desde el pasado mes de enero el partido ha aplicado una rebaja salarial de entre el 5% y el 20% a sus empleados en función del importe, aunque otras fuentes consultadas por este periódico apuntan a que los recortes fueron de el 10%. Sea como fuere, lo que está claro es que el partido afronta serias dificultades económicas.

Jesús Sanz, de Convivencia Cívica, explica que “ahí lo que ha pasado es que han ido perdiendo poder político y conforme van perdiendo poder político pierden subvenciones, y eso lo que hace es que al final no tengan apenas ingresos”.

“Aquí hay que ver algo importante. Esta gente es muy astuta, recordemos que ahí está Artur Mas, conocido como Astut Mas (Astut es astuto en catalán). Tienen una financiación un poco particular porque ellos lo que hacen es tener un grupo parlamentario en el Parlamento de Cataluña, que es Junts pel sí, y no el PDeCAT; con lo cual la fuente de ingresos importante no va al PDeCAT, sino a Junts pel sí, que es la fuente principal de ingresos”, continúa Jesús Sanz, que insiste en que “esos ingresos no van a PDeCAT porque PDeCAT no existe en el Parlamento de Cataluña, lo que existe es Junts Pel Sí”.

“Yo no sé exactamente qué entramado financiero y contable pueden tener ahí, pero tenemos que tener en cuenta que quien recibe el fuerte de los ingresos es Junts Pel Sí, y no el PDeCAT, lo que les ha afectado bastante”, subrayan desde Convivencia Cívica.

El PDeCAT sólo está ya en el Congreso de los Diputados, y como les quitaron el grupo parlamentario y les han pasado al gallinero, pues también han perdido ingresos; con lo cual es una situación que deriva de su pérdida de peso en el ámbito político”, vuelve a recordar Jesús Sanz.

Fuentes próximas a la formación catalana han confirmado a este periódico que en el seno del PDeCAT se estudia, además de futuros despidos, la venta de patrimonio; sin embargo, las mismas fuentes recuerdan que el partido sigue envuelto en el caso Palau, donde la Fiscalía Anticorrupción exige al partido la devolución de 6,6 millones de euros. Una multa que, de salir adelante, dejaría al PDeCAT en la estacada.

OKDIARIO ha intentado hablar con PDeCAT, sin éxito. Pese a formular este periódico distintas cuestiones al respecto, desde la formación nacionalista han preferido no pronunciarse al respecto.

Lo último en Economía

Últimas noticias