EMPRESAS

Merlin Properties prepara una oferta para comprar a BBVA parte de su 75% en la Operación Chamartín

Merlin Properties prepara una oferta para comprar a BBVA parte de su 75% en la Operación Chamartín
Merlin-Properties-ECONOMIA-interior

Merlin Properties cerró un derecho de tanteo con Grupo San José y BBVA a través del cual la socimi podrá igualar cualquier oferta que llegue a sendas compañías por su participación en Distrito Castellana Norte (DCN), donde el grupo inmobiliario ostenta un 10% y el banco un 75,54%. Según ha podido saber OKDIARIO, Merlin no esperará a que alguien realice una oferta y esperan pujar primero, por aquello de que ‘quien golpea primero, golpea dos veces’.

Merlin Properties tiene claro que quiere ganar músculo en la Operación Chamartín, donde tiene el control de un 14,46% a través de DCN, la promotora que levantará el megadesarrollo urbanístico. Para ello, desde la socimi preparan una nueva oferta a BBVA, que ya rechazó la primer embestida de Merlin.

Y es que, recuerden, Merlín había ofrecido intercambiar las 700 oficinas que tiene alquiladas a BBVA a cambio de los derechos de explotación de la Operación Chamartín. La entidad presidida por Carlos Torres hubiese podido estar interesada si los derechos de explotación de Distrito Castellana Norte se intercambiaban por una participación de capital de Merlin Properties. Según ha podido saber OKDIARIO, se calculaba que el intercambio podía ser por un 2% de las acciones de la socimi.

«Si eso se hubiese completado, para BBVA hubiera sido una buena noticia, ya que no tendría tanta exposición directa al mercado inmobiliario, pero lo haría de forma indirecta, siendo de nuevo accionista de la socimi, que en su día llegó a alcanzar un 6,5% del capital», explica Sergio Ávila, de IG.

Fuentes conocedoras aseguran a este periódico que para Merlin Properties sería una muy buena noticia ganar músculo en el mayor desarrollo urbanístico de Europa y que está planteado para los próximos 25 o 30 años. Un proyecto que, recuerden, se extiende por más de 5,6 kilómetros de largo y un kilómetro de ancho, atravesando toda la zona norte de Madrid.

A fin de cuentas, hablamos de un proyecto de 10.000 viviendas, de las cuales 2.000 son viviendas protegidas, lo que se suma a un centro de negocios con un millón de metros cuadrados de oficinas, lo cual es un caramelo para cualquier empresa inmobiliaria. En el caso de Merlín supondría consolidar su posición de liderazgo en España.

El valor total de la promotora Distrito Castellana Norte podría superar los 1.170 millones de euros. El próximo paso para continuar con el desarrollo es la aprobación de la modificación del Plan urbanístico de la Comunidad de Madrid para la zona antes de final de año, para seguir con la presentación de proyectos.

Primera socimi

Con la entrada en la Operación Chamartín, Merlin reforzó su posición como mayor socimi cotizada del país, potenciando su rama de oficinas. En la actualidad, cuenta con una cartera de edificios de este tipo, además de centros comerciales y centros logísticos valorados en 12.375 millones.

La firma que dirige Ismael Clemente, y participada por el Banco Santander, se posicionó en la Operación Chamartín justo cuando este desarrollo logró el acuerdo de todas las partes implicadas para ponerlo en marcha.

Ello supuso más de veinte años de negociación entre los promotores y las tres administraciones que participan en el proyecto, fundamentalmente poniendo los suelos: el Ayuntamiento de Madrid, la Comunidad de Madrid y el Ministerio de Fomento a través de Renfe y Adif.

La operación Madrid Chamartín, ahora denominada ‘Madrid Nuevo Norte’, lleva asociada una inversión de unos 6.000 millones de euros y supondrá actuar sobre tres millones de metros cuadrados de terreno a lo largo de una franja alargada de 5,6 kilómetros de longitud que atraviesa el Norte de Madrid, desde las proximidades de Plaza de Castilla hasta la M-40.

El eje del proyecto es la remodelación de la estación de Chamartín, y la cobertura de su haz de vías, sobre las que se construirá el denominado ‘parque central’, un espacio verde de trece hectáreas.

La previsión es que las obras de urbanización arranquen a finales de 2020, ya que se espera reciba la ‘luz verde’ definitiva de la Comunidad de Madrid antes de fin de este ejercicio. La primera fase del complejo se prevé para 2028, si bien todo el desarrollo contempla un calendario de ejecución a 24 años.

Lo último en Economía

Últimas noticias