Para luchar contra las crisis hídricas

Las mayores empresas de ingeniería española recomiendan la construcción de pantanos

Pantanos
Embalse de El Atazar.

España necesita más pantanos de los que tiene pues se enfrenta a un medio plazo en el que las crisis hídricas cada vez serán más frecuentes y profundas. Esta realidad meteorológica ha hecho que las 11 mayores empresas de infraestructuras en nuestro país hayan acordado trasladar al Gobierno una plan integral que se anticipe a los problemas de escasez.

Según ha podido saber OKDIARIO, el Foro para la Ingeniería de Excelencia (FIDEX), que agrupa a las once principales ingenierías españolas, defiende que para satisfacer las diferentes demandas de agua y mejorar la gestión de la escasez de las cuencas que lo necesiten es necesario avanzar en la construcción de obras hidráulicas teniendo en cuenta los objetivos medioambientales. Este mencionado foro lo integran compañías como Acciona, Sener, Técnicas Reunidas o Eptisa.

Para FIDEX, los planes especiales de sequía, que están siendo revisados actualmente en colaboración con el sector de la ingeniería, son una herramienta básica de gestión cuando los efectos de la sequía ya se han producido, pero hacen faltas soluciones estructurales para anticiparse a los problemas de escasez de agua.

Así, un país como el nuestro donde la pluviometría es tan irregular, las grandes ingenierías piden avanzar en la construcción de infraestructuras que aumenten las reservas y por tanto incrementen las garantías de abastecimiento, anticipándose así a las pérdidas económicas derivadas de la sequía. Es decir, que debemos construir nuevos pantanos en todas las comunidades autónomas.

Junto con la inversión en infraestructuras pendientes, FIDEX considera necesaria una mayor inversión en mantenimiento y conservación de las obras hidráulicas ya existentes, en las que los usuarios deberán también inevitablemente asumir parte del coste.

Además de poner el foco en la regulación, las ingenierías llaman la atención sobre la necesidad de avanzar también en medidas complementarias de gestión de la demanda a través del aprovechamiento de recursos no convencionales, como es el caso de la reutilización de aguas depuradas, lo que pasa por el desarrollo de infraestructuras de depuración, con una necesidad de inversión de 5.000 millones de euros para ponerse al día con la normativa de Bruselas y evitar nuevos expedientes sancionadores.

Según Fernando Argüello, director general de FIDEX, “no basta con abordar los efectos cuando el daño ya se ha producido sino que hace falta anticiparse con planes estructurales de prevención, que tan familiares resultan en otros ámbitos”.

A estas peticiones de un sector, que genera unos 6.000 millones de euros y es un referente de nuestra exportación, se ha sumado la Federación Nacional de Regantes (FENACORE). Que aboga por avanzar en la ejecución sostenible de embalses para aumentar al menos en un 25% la capacidad de las reservas superficiales de agua.

De esta forma, ponen de manifiesto que al incrementar las reservas de agua de los 54.000 hectómetros cúbicos actuales hasta los 70.000 se podrá hacer frente al aumento de la demanda derivado de la subida de la temperatura media y la falta de lluvias.

Además y aunque resulte una medida impopular entre determinados sectores políticos y ecologistas, si se avanza en la construcción de estas infraestructuras se permitirá disponer de agua en los periodos de sequía, minimizando las pérdidas económicas en las regiones que viven de la agricultura.

Todo ello, por no hablar de su eficacia para garantizar el abastecimiento de la población. Y es que si los más de 46 millones de habitantes que componen la población española dependieran para su abastecimiento exclusivamente del agua de los ríos, sólo se podrían atender, con los ratios de consumo actuales, a unos cuatro millones de habitantes.

Por último, el presidente de la FENACORE asegura que “satisfacer las diferentes demandas de agua de un modo racional y equitativo pasa por poner remedio a la escasez en aquellas cuencas que lo necesiten a través de, entre otros medios, la construcción de obras hidráulicas teniendo en cuenta los objetivos medioambientales”.

Últimas noticias