visita de incógnito los centros comerciales

Marta Álvarez sigue los pasos de su padre Isidoro en El Corte Inglés

El Corte Inglés resultados
Marta Álvarez, presidenta de El Corte Inglés.

Marta Álvarez, presidenta de El Corte Inglés desde julio de 2019 en sustitución de Dimas Gimeno, continúa con una de las tradiciones que caracterizaron la gestión de la compañía por parte de su padre, Isidoro Álvarez, fallecido en septiembre de 2014 y responsable de la firma de grandes almacenes durante 25 años. Como hacía su padre, Marta Álvarez suele visitar de incógnito los centros comerciales para comprobar que todo funciona y que los clientes son atendidos correctamente, según confirma la empresa.

Testigos aseguran haberla visto en concreto esta Navidad en el mercadillo que El Corte Inglés abre cada año junto a su centro de Nuevos Ministerios, en Madrid. Fuentes de la compañía explican que suele hacerlo también en otros centros como parte de su forma de gestionar la empresa.

De esta forma, Marta Álvarez, que junto a su hermana Cristina Álvarez y a través de Cartera de Valores IASA es la mayor accionista individual de El Corte Inglés, sigue los pasos de su padre Isidoro, que entró a trabajar en la empresa en 1966 y de 1989 a 2014 fue su presidente. Era habitual verle aparecer como un cliente más por los míticos centros comerciales verdes.

La nueva presidenta del gigante de los centros comerciales, licenciada en Derecho y tras 20 años ligada a la firma, fue nombrada en julio de 2019 y, desde entonces, ha tenido que lidiar con la tormentosa salida de su primo de la presidencia, Dimas Gimeno, a quien decidieron comprarle en enero de 2021 sus acciones de la compañía, y con una de las mayores crisis de consumo generada por la pandemia de coronavirus. Perdió el 31% de las ventas y registró pérdidas históricas de casi 3.000 millones de euros en 2020. 

Giro a la empresa

Marta Álvarez – que trabajó en Sotheby´s- ha dado un giro a la cúpula de la firma, ha vendido el 50,01% de la división de seguros a Mutua Madrileña por 550 millones de euros y el 8% de las acciones -de autocartera- a la firma que preside Ignacio Garralda por otros 555 millones. Tras esta desinversión, el accionariado queda con la Fundación Ramón Areces como primer accionista con el 37,39%; IASA (la sociedad de las hermanas Álvarez) posee el 17,18%; Primefin (el accionista de Qatar) el 10,33%; Corporación Cesla el 9%; Grupo Mutua el 8%; Cartera Mancor el 7,51%; y la autocartera y los minoritarios, el 10,59%.

Además, está dando pasos adelante en la expansión internacional del grupo y prevé también entrar en nuevos negocios como la gestión de hoteles y hasta la construcción de viviendas. Todo sin descuidar una de las claves de la gestión de su padre: que los centros comerciales sigan funcionando como siempre.

Lo último en Economía

Últimas noticias