Coronavirus

Madrid es la ciudad que más reduce el uso del transporte público: desciende un 75% desde el inicio de la crisis

Trabajadores de Metro limpiando un vagón este jueves por el coronavirus. (Foto: Comunidad)
Trabajadores de Metro limpieando un vagón este jueves por el coronavirus. (Foto: Comunidad)

La propagación del coronavirus en España ya ha causado la muerte de más de 1.300 personas y cerca de 25.000 contagios. Ya se ha cumplido una semana desde que el Gobierno decretara el estado de alarma en todo el país, y Madrid se ha convertido en la ciudad de España que más ha reducido el uso del transporte público, con un descenso de un 75%, de acuerdo con los datos registrados por el proveedor de movilidad, Moovit.

El análisis se ha llevado a cabo a lo largo de esta primera semana, desde que el Ejecutivo decretara el estado de alarma y recogiendo datos de algunas de las principales ciudades de España. De este modo, se puede ver como después de Madrid, Granada y Gran Canarias son las otras dos ciudades donde la población más ha recortado el uso del transporte público, mientras que Bilbao es la ciudad donde más se continúa utilizando. 

Transporte público en España con el coronavirus

La Consejería de Transportes, Movilidad e Infraestructuras, a través del Consistorio Regional de Transportes, ya ha tomado medidas para restringir el transporte público en Madrid, como la anunciada esta semana que establece el fin del servicio de metro a las 12 de la noche. El Gobierno ha decidido realizar este reajuste de horarios y tratando de hacer “compatible las necesidades de movilidad” de aquellas personas que todavía deben desplazarse a pesar de las restricciones previstas con el estado de alarma.

Restricciones en el transporte

El documento de las medidas decretadas por el Gobierno la pasada semana ante el estado de alarma por el coronavirus incluye restricciones en los medios de transporte público, que recortará al menos un 50% de sus servicios.

Los operadores de transporte reducirán la oferta total de operaciones en al menos un 50% en los servicios de transporte público de viajeros por carretera, ferroviarios, aéreo y marítimo que no están sometidos a contrato público u obligaciones de servicio público, como consecuencia de la declaración del Estado de alarma. Dicho recorte podría ampliarse hasta el 60% en caso de que se considere necesario.

Lo último en Economía

Últimas noticias