Pensiones

La ley de planes de empleo de Escrivá salva el veto en el Congreso con los votos de PP, Vox y Ciudadanos

Seguridad Social déficit
El ministro de Inclusión, José Luis Escrivá.

La ley de promoción de los planes de pensiones de empleo, impulsada por el ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, de José Luis Escrivá, continuará su tramitación en el Congreso de los Diputados tras superar el trámite de veto gracias a los votos de PP, Vox y Ciudadanos, además de los de PSOE y Unidas Podemos, ya que ERC y EH Bildu han apoyado la devolución de la norma al Gobierno propuesta por BNG.

Esta ley pretende favorecer el desarrollo de los planes colectivos de pensiones. Prevé bonificar a las empresas que pongan en marcha estos planes con descuentos en las cotizaciones -hasta 115 euros al mes por empleado-, mientras que los trabajadores podrán deducirse sus aportaciones en el IRPF incluso cuando su contribución sea superior a la de la empresa.

En su intervención en el Parlamento, Escrivá ha defendido que la ley «en absoluto» supone un menoscabo de las pensiones públicas y que el riesgo no son estos planes colectivos, sino que los planes individuales creen diferencias entre pensionistas con alta capacidad de ahorro y «los que no». Asimismo, ha recordado que esta ley parte de las recomendaciones del Pacto de Toledo, que han sido la «hoja de ruta» de todos los cambios normativos emprendidos por el Gobierno en el ámbito de las pensiones.

Enmienda a la totalidad

La enmienda a la totalidad de la formación gallega, que alegaba que esta norma avanza hacia la sustitución del sistema público de pensiones por uno privado, ha sido rechazada por 316 votos en contra  y 25 a favor, incluidos los de ERC, EH Bildu y la CUP.

En la defensa de la única enmienda de totalidad presentada, el diputado del BNG Néstor Rego ha alertado de que el objetivo de esta norma es avanzar hacia la sustitución del modelo de pensiones públicas por uno de «capitalización privada». ERC ha mostrado su apoyo al veto porque, según ha expresado su diputado Jordi Salvador, «el sistema de pensiones tiene que ser únicamente público» y los recursos públicos no deben destinarse a bonificar los planes privados. «Esta ley es la puerta de entrada a las pensiones privadas», ha resumido.

El diputado de EH Bildu Iñaki Ruiz de Pinedo ha defendido el apoyo de su formación al veto porque los incentivos a los planes de empleo debilitarán el sistema de la Seguridad Social y porque «invade competencias autonómicas».

En cambio, entre los partidos que han rechazado la enmienda y la devolución de la ley de planes de empleo al Gobierno figuran las formaciones que conforman el Ejecutivo -PSOE y Unidas Podemos- PP, Vox, Ciudadanos, PNV y PRC.

El diputado del PP Tomás Cabezón ha justificado su rechazo a la enmienda por «compromiso» con el sistema de pensiones y Pablo Sáez (Vox), porque su formación puesta por complementar las pensiones públicas, pese a que ambos portavoces han criticado la ley. Íñigo Barandiarán, perteneciente al PNV, ha rechazado el veto porque la promoción de estos planes ya estaba prevista en el Pacto de Toledo, mientras que la diputada de Ciudadanos María Muñoz ha considerado que la enmienda «parte de premisas falsas» como que los planes merman el sistema público de pensiones.

Lo último en Economía

Últimas noticias